Sheinbaum derrocha en la promoción de su imagen

Sheinbaum derrocha en la promoción de su imagen, aunque lo niega en público.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), Claudia Sheinbaum, tiene la característica de mentir sin hacer gestos.

Su demagogia es nata, a diario da cifras o información que contrasta con la realidad.

Un ejemplo es que dice que va avanzando la protección de las mujeres cuando el feminicidio sigue a la alza en la CDMX.

Pero ahora su mentira es más descarada porque asegura que no promociona su imagen con fines personales.

Lo anterior, luego de aparecer en la portada de la revista El País Semana, con un toque de frivolidad viendo desde su oficina a Palacio Nacional.

Tras la publicación el reportero David Santiago le preguntó si pagaba por su aparición en la prensa. 

Ella respondió que para nada pagaría por una publicación como lo hacían sus antecesores.

Sheinbaum derrocha en la promoción de su imagen

Sin embargo, en Capital CDMX, desde que inició su mandato hemos hecho una revisión de sus gastos en publicidad oficial y propaganda.

El reparto de los recursos públicos en este rubro es discrecional ante la falta de una ley y por conveniencia de la Jefa de Gobierno.

En casi tres años de esta administración y por lo menos hasta septiembre pasado, la Jefa de Gobierno gastó mil 684 millones de pesos, de acuerdo con información oficial.

Ese monto equivale al presupuesto de un año de la Secretaría de Movilidad, que en este 2021 contó con mil 711 millones de pesos.

El gasto que ha hecho Sheinbaum en publicidad también supera al presupuesto del C5 para este año, que tuvo mil 394 millones de pesos, y se equipara al recurso para la RTP que contó con mil 706 millones de pesos.

Es necesario que contrate servicios para difundir sus acciones que son de interés público, pero una revisión a la prensa tradicional, que la 4T considera “fifí”, demuestra que sus pagos son a cambio de alabanzas. 

Más aún ahora que está en pre pre pre campaña incurriendo en actos anticipados de campaña, los cuales son delito electoral, pero ahora sólo cuadran como promoción personalizada. 

Por eso, hay periodistas que se atreven a decir que Sheinbaum contribuyó a frenar la guerra de Vietnam y seguramente también un día logrará que no haya escasez de agua en la CDMX.


Semanario 70
Salir de la versión móvil