Peritajes de Línea 12 concluyen falta de mantenimiento

Peritaje FGJCDMX determina falta de mantenimiento

Peritajes de Línea 12. De cuatro peritajes realizados por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) tras el colapso de la Línea 12, tres reportan fallas de mantenimiento e inspección de la estructura.

El periódico El País tuvo acceso a documentos de la Fiscalía, los cuales advierten responsabilidad del gobierno de Claudia Sheinbaum.

Se señala también que el derrumbe es causa de problemas en el diseño de la obra y la construcción que, junto con una falta de revisiones periódicas y mantenimientos mal hechos, dieron pie a la tragedia.

Destaca también que no se hizo una revisión detallada de la obra desde 2012, año en que se inauguró la línea dorada.

Según la propia investigación de la Fiscalía, el derrumbe y sus causas «podían ser detectadas con un manual de inspección y mantenimiento adecuado».

En octubre del año pasado la Fiscalía contrató a un grupo de especialistas que, de manera simultánea a DNV, investigaron el incidente.

A pesar de ser investigaciones paralelas e interdependientes, ambas comparten conclusiones diversas, como la falta de inspección en la estructura.

Peritajes de Línea 12 indican fallas al mantenimiento

Arturo Palencia, perito en topografía fotogramétrica, dijo a El País que las deformaciones que dieron pie al derrumbe del tramo Olivo y Tezonco no son aleatorias ni atípicas.

Estas deformaciones, afirmó Palencia, son visibles mediante estudios especializados en otras trabes.

Y que «no se encontró evidencia alguna de trabajos especializados de inspección o monitoreo que observan las deformaciones puntuales».

Palencia concluyó que es necesario realizar «con urgencia» una inspección de todo el tramo elevado.

Debido a que se construyó con el mismo método que aquel que se cayó el 3 de mayo de 2021.

Otro peritaje presentado por Vicente Robles, experto en seguridad estructural, indica que el colapso se provocó por una fatiga por distorsión inducida, fenómeno que agrietó la estructura.

Esta falla se agravó por la mala colocación y deficiencia de los pernos, menos de los que correspondían a la estructura.

Vicente Robles señaló que el mantenimiento de la línea es deficiente y en ciertos sectores inexistente.

La Fiscalía ha imputado a 10 técnicos, exfuncionarios e ingenieros encargados de la supervisión de la obra por los delitos de lesiones, daño a la propiedad y homicidio culposo.

Respecto de las compañías constructoras, se logró un acuerdo para evitar la acción penal, en el que estas deben asumir costos de reparación e indemnizar a la mayoría de las víctimas.

En cuanto a funcionarios encargados de la omisión de inspecciones y mantenimientos, no hay imputados.

 

Salir de la versión móvil