Refundaci贸n ciudadana de los partidos

驴Socialdemocracia o liberalsocialismo?

Ciudad de M茅xico.-聽El proceso electoral admite muchas lecturas, pero quiz谩 la m谩s relevante se refiere al tipo de participaci贸n que desplegaron los ciudadanos respecto a las alternativas partidarias presentes en la boleta electoral.

Mucho se ha dicho sobre la copiosa participaci贸n observada el d铆a de las elecciones, pero la realidad es que 茅sta se mantuvo constante respecto a su tendencia hist贸rica que pas贸 del 44.7% en las elecciones del 2009, al 47.7% en 2015 y al 52.6% en 2021.

Basta recordar que en esta ocasi贸n pudieron acudir por primera vez a las urnas 3.5 millones de j贸venes quienes cumplieron la mayor铆a de edad.

En todo caso, la explicaci贸n de la movilidad en los porcentajes de votaci贸n se encuentra en la necesidad de los ciudadanos de participar para manifestar sus preocupaciones.

En tal contexto, las preguntas que se imponen son: 驴cu谩les fueron las razones del porqu茅 47.4 millones de ciudadanos inscritos en el Listado Nominal de Electores decidieron no acudir a las urnas?, y a煤n m谩s, 驴porqu茅 1 mill贸n 673 mil 322 ciudadanos se tomaron la molestia de acudir a las urnas simplemente para anular su voto?

Otro aspecto que llama la atenci贸n es que, a pesar de que el actual gobierno ha sido particularmente omiso en la atenci贸n de la violencia de g茅nero, en esta elecci贸n el 53% de las mujeres sufragaron por Morena.

Se confirm贸 tambi茅n el impacto que en la votaci贸n tuvieron los beneficiarios de los programas sociales del gobierno y el dato no menor, de que quienes tienen mayor escolaridad sufragaron contra ese partido.

Lo mismo sucedi贸 en la Ciudad de M茅xico, donde se increment贸 el voto nulo un 14.6% respecto a la elecci贸n anterior y donde la suma de esas boletas anuladas super贸 los sufragios obtenidos por los partidos de reciente creaci贸n.

No obstante, se puede afirmar que el eclipse de la participaci贸n ciudadana encuentra su principal explicaci贸n en el desencanto respecto a los partidos pol铆ticos tradicionales.

Es un s铆ntoma de desilusi贸n, de ausencia de alternativas y del limitado espacio con que cuentan los ciudadanos al interior de las estructuras de agregaci贸n y representaci贸n de los intereses sociales que son los partidos pol铆ticos.

Desde siempre han sido una proyecci贸n representativa de la sociedad civil y actores relevantes de la pol铆tica. A pesar de sus diferencias, ellos dan vida a un sistema competitivo que es la expresi贸n m谩s acabada de la democratizaci贸n.

No se olvide, adem谩s, que un sistema pol铆tico sin oposiciones dif铆cilmente es un sistema democr谩tico. Por lo tanto, a la luz de los resultados electorales obtenidos por la coalici贸n opositora 鈥淰a por M茅xico鈥, se impone una profunda revisi贸n de tipo organizativo y program谩tico que permita a sus integrantes mejorar su rendimiento y transformar la legitimidad democr谩tica obtenida en las urnas en una opci贸n ciudadana.

Para ello, deben refundarse radicalmente promoviendo una autocr铆tica sobre sus errores del pasado, combatiendo la cerraz贸n olig谩rquica y la autorreferencialidad pol铆tica. Deben homologar su organizaci贸n interna con los principios democr谩ticos, porque solamente as铆 podr谩n actuar en nombre de los ciudadanos.

El desencanto pol铆tico se expresa a trav茅s de la abstenci贸n, votando por formaciones que buscan desarticular al sistema democr谩tico o desinteres谩ndose de cualquier iniciativa partidaria.

El desempe帽o de los partidos tiene consecuencias directas sobre el r茅gimen pol铆tico, permiti茅ndole incrementar su legitimidad a trav茅s de la participaci贸n ciudadana. Los partidos pol铆ticos son necesarios a condici贸n de que respondan a las demandas sociales.

Si la oposici贸n pol铆tica desea controvertir al gobierno y disputarle el consenso electoral en 2024, debe ponerse en sinton铆a con una sociedad civil demandante y pol铆ticamente sofisticada, interpretando los ideales democr谩ticos y las aspiraciones de empoderamiento ciudadano.

Twitter: @isidrohcisneros

Imprimir art铆culo

Post m谩s visitados en los 煤ltimos 7 d铆as

Salir de la versi贸n m贸vil