| 

Social

Yo sólo quería que amaneciera: organizaciones presentan informe del impacto psicosocial sobre caso Ayotzinapa

Ciudad de México.-A tres años cinco meses de la desaparición de los 43 alumnos normalistas de Ayotzinapa, el dolor, la incertidumbre y las injusticias continúan. Es a través del arte que se desahoga y se transmiten las secuelas del caso que representa uno de los cientos ataques a la libertad.

“Yo sólo quería que amaneciera” reúne testimonios de las otras víctimas del caso Ayotzinapa, esas que han visto su vida profundamente afectada, aquellas que no pueden vivir su duelo.

La investigación y presentación estuvo a cargo de Fundar, Centro de Análisis e Investigación; el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez; el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y Serapaz.

El estudio da cuenta de la manera en que estos impactos se han profundizado a lo largo de tres años debido a la impunidad, entendida no solamente como la falta de investigación y sanción a los responsables, sino que incluye las actuaciones de las autoridades que han obstaculizado la investigación y manipulado la verdad.

Además, de describe a través de la voz de las víctimas, los impactos revictimizantes de la estigmatización de los normalistas -que en su momento fueron señalados como parte de grupos de la delincuencia-, la difusión de la llamada “verdad histórica” sin sustento científico, y de otros eventos en los que el Estado ha sostenido esta versión de los hechos. Estos eventos en su conjunto configuran una secuencia traumática, que ha generado la ruptura de la confianza de las víctimas hacia el Estado.

El estudio también documenta los impactos psicosociales del caso en familiares de personas desaparecidas organizadas en otros grupos y colectivos en el país, quienes se identifican con los familiares de los 43 estudiantes normalistas no sólo en el dolor por la ausencia y la incertidumbre, sino en la experiencia de impunidad.



Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Social