Vecinos de Coyoacán se oponen a construcción de un Pilares en parque de los Pedregales



Ciudad de México.-Vecinos de los Pedregales de Coyoacán expresaron su desacuerdo con la construcción de un Pilares en el Parque de la Consolación, pues acusaron que la obra acentuará el deterioro de áreas verdes y culturales en esa comunidad.



Los colonos han comenzado un proceso de organización para exigir la reactivación del Centro de las Artes de Santa Úrsula (CASU) y lograr la cancelación del proyecto “Expansión del PILARES Santa Úrsula (Programa de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saber) del Gobierno de la Ciudad”, el cual se pretende construir sobre uno de los parques más emblemáticos de dicha colonia.



Capital CDMX dio cuenta en septiembre pasado de un caso parecido en la alcaldía Álvaro Obregón, pues vecinos de Lomas de Plateros y Merced Gómez se oponen a la edificación de un Pilares en el Parque “Francisco de Paula Miranda”, el cual hasta hace unos meses era un espacio recreativo, arbolado y con un área de cactáceas que históricamente ha sido disfrutado por los habitantes de la zona alrededor de Plateros y estudiantes de la Prepa 8 de la UNAM.



Ahí, los vecinos denunciaron una falta de comunicación de parte de las autoridades capitalinas y la imposición de la obra.



Sobre el proyecto de Coyoacán, los habitantes de los Pedregales lamentaron que el gobierno de Claudia Sheinbaum prefirió confrontarse con los colonos antes de negociar espacios culturales con el Alcalde Manuel Negrete.



Lamentaron que a través de una encuesta en línea con la aplicación Forms de google, talleristas de PILARES buscaron hacer un sondeo dentro de sus estudiantes para aprobar un proyecto de construcción sobre el Parque de la Consolación, sin tomar en cuenta a los habitantes que utilizan ese espacio, y sin ningún control de representatividad sobre el sondeo.



Los vecinos se han organizado a través de los colectivos Acción Comunitaria Pedregales, Vecinos Unidos de Coyoacán y Vecinos de los Pedregales de Coyoacán.



Denunciaron que el proyecto del Pilares es totalmente desconocido por la población y lamentaron que del mismo solo conocen la intención de cercar la totalidad del parque, para la creación de aulas donde se brindarán talleres de autoempleo, educación y culturales.



Esas acciones ya se ofertan en el CASU, el cual se ubica justo frente al Parque de la Consolación, cruzando la Avenida Santa Úrsula y a la Altura de la Calle de San Ricardo.



Para los colonos, el que la administración de Claudia Sheinbaum no quiera negociar el espacio del CASU con la Alcaldía de Coyoacán representa un error, ya que se terminaría de deteriorar ese centro dedicado a la cultura, para habilitar otro que resultaría ineficiente por las dimensiones del espacio proyectado.



Reconocieron que el CASU actualmente se encuentra deteriorado, pero eso se debe a las malas administraciones de la Alcaldía de Coyoacán.



En 2017, los vecinos denunciaron como los talleristas de ese centro cultural eran hostigados por el personal de la entonces Delegación, y como sus salones eran cerrados para ser ocupados por despensas para propaganda política del partido del anterior Delegado o pintura para programas sociales.



Con la llegada del nuevo gobierno, los colonos manifestaron el interés de que fuera este espacio destinado para PILARES y se quitara de las manos del mando coyoacanense actual.



“Sin embargo, parece que el CASU seguirá su camino de transformación de un centro cultural a una bodega, y que la Alcaldía ha ganado terreno cediendo un parque para que se construyan salones para oficios que de igual manera termina ofertando el gobierno de Manuel Negrete”, lamentaron los colonos.



Con un centro cultural, y otro más de oficios justo al lado del Parque de la Consolación, para los colonos de Santa Úrsula es claro que lo que menos se necesita en la zona es equipamiento de este tipo.



Explicaron que una de las principales omisiones en la traza urbana de los Pedregales de Coyoacán son los espacios verdes y abiertos, que cumplen una función de recreación y organización vecinal que ahora se ven amenazadas por el gobierno de Claudia Sheinbaum.



Los vecinos preparan acciones de movilización para evitar que se desarrollé el proyecto de expansión PILARES en el Parque de la Consolación de la Colonia Santa Úrsula, y presionarán al gobierno de Coyoacán para que ceda el espacio del CASU a los talleristas que buscan brindar servicios, educativos, culturales y deportivos en el corazón de los Pedregales