Ubican y desarticulan banda de nigerianos dedicada a fraude trasnacional de empresas y venta de droga



Ciudad de México.-Derivado de una denuncia anónima que se presentó en abril pasado, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) en coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, identificaron una célula criminal integrada por ciudadanos nigerianos, posiblemente dedicada a la venta de droga y fraude a empresas trasnacionales.
De acuerdo con las indagatorias, se pudo conocer que los posibles responsables obtenían cantidades millonarias que eran transferidas a cuentahabientes en Nigeria y países de Asia y Europa.



La UIF ubicó cuentas con 149 millones de pesos, explicó en conferencia de prensa el titular de la Unidad, Santiago Nieto, acompañado del secretario de Seguridad Ciudadana Omar García Harfuch.



De acuerdo con el funcionario, se bloquearon 10 cuentas bancarias de seis personas físicas y cuatro personas morales.
El modus operandi para el fraude consistía en técnicas de engaño y hacker cibernético a empresas que realizaban transferencias bancarias como su método de pago y cobro, con lo que se apoderaban de los fondos.



Posteriormente, los ciudadanos nigerianos contactaban a sus operadores en México que, a su vez, contrataban a personas físicas o sociedades mercantiles de reciente creación, quienes aperturaban cuentas y recibían los depósitos producto de los fraudes, para después realizar múltiples retiros y transferencias a través de aplicaciones bancarias a diversas cuentas.



De acuerdo con Santiago Nieto, se detectó que los nigerianos utilizaban bajo amenazas a personas de escasos recursos para que abrieran cuentas bancarias que eran manejadas por los africanos.
A través de la UIF se detectó que la operación de esta célula criminal data del año 2017, cuyos integrantes habitaban en condominios de lujo y utilizaban vehículos de gama alta, además, constantemente realizaban viajes a países como Colombia, Brasil y Bolivia donde, al parecer, mantenían vínculos delictivos.



Una forma de movilizar el capital obtenido y de lavar el dinero era con la compra de vehículos de gama alta, principalmente Mercedes Benz y Land Rover, pero también adquirían ropa de diseñador, relojes de marca, joyas y con transferencias en bitcoins.
Además, la UIF indicó que el flujo de dinero mayormente provenía de fraudes ocasionados a empresas de Estados Unidos y México y que las ganancias ilícitas eran depositadas a cuentas bancarias de diversas personas físicas y morales, cuyo control lo tenían personas de origen Nigeriano. También se identificaron recursos provenientes de Canadá y Taiwan.
También resaltaron que para cometer los ilícitos utilizaban un esquema piramidal, para abrir cuentas bancarias, mediante mecanismos de extorsión e intimidación, utilizando empresas y personas físicas, las cuales retiraban inmediatamente el dinero de las cuentas bancarias utilizando principalmente órdenes de pago internacionales con destino a Nigeria, mediante transferencias a cuentas de empresas que registran los mismos accionistas y con retiros en efectivo.



Por todo lo anterior, personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en colaboración con la Fiscalía de Investigación del delito de Narcomenudeo de la FGJ, ejecutaron, este 2 de junio órdenes de cateo en dos inmuebles ubicados en la alcaldía Miguel Hidalgo, las cuales fueron otorgadas por un Juez de Control, donde fueron detenidos dos hombres de 30 y 39 años de edad, que se identificaron como ciudadanos nigerianos; además de dos mujeres de 19 y 36 años de edad, mexicanas.
También fueron asegurados 27 frascos de vidrio pequeños, ocho frascos grandes, seis paquetes confeccionados en cinta canela en forma de ladrillo todos ellos etiquetados que contenían aparente marihuana, dos básculas grameras, 52 dispositivos telefónicos, una computadora tipo Lap Top, documentación bancaria y diversa.
Los inmuebles quedaron sellados y bajo resguardo policial, en tanto continúan las investigaciones, mientras que lo asegurado y los detenidos, fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público correspondiente quien definirá su situación jurídica.
El titular de la UIF dio a conocer que se hizo una solicitud de información a su homologa de Nigeria, para la búsqueda de los beneficiarios finales de esa operación delincuencial en aquel país africano.

Etiquetas: