Trump: el veneno populista



Ciudad de México.- Los populistas no suelen estar dispuestos a dejar el poder de modo tranquilo. Donald Trump es fiel a ese libreto y por ello alega fraude desde ahora.



En los hechos no se sabe quién ganó la elección presidencial en Estados Unidos, porque aún hay votos que contar.



En la madrugada Biden contaba con 227 votos electorales contra 213 de Trump, pero para proclamarse vencedor se requieren 270. Para esas horas el candidato del partido Demócrata había logrado 69 millones 335 mil 825 sufragios, frente a los 66 millones 993 mil 621 votos para el aspirante Republicano.



Como a Trump no le interesa la democracia, está decidido a debilitarla y por lo pronto ya esparció el veneno de la desconfianza en la propia jornada electoral y como lo venía haciendo con sus descalificaciones sobre los sufragios que se envían por correo.



Por la noche del martes, Trump señaló: “Estamos a lo grande, pero están tratando de robarnos las elecciones. Nunca les dejaremos hacerlo. No se puede permitir emitir votos después de que las urnas están cerradas”.



Es la lógica de ganar ganar, aunque esto ponga en vilo a los Estados Unidos.



Si los conteos favorecen a Joe Biden, el aspirante demócrata, es que hubo fraude; en cambio, si las cuentas le dan la victoria a Trump, será la demostración de que “el pueblo” evitó que le robaran la elección. Con él no hay términos medios y será difícil que retome la vía institucional.



Estados Unidos es una democracia fuerte y una nación donde las instituciones funcionan.



En estos días pasarán una de las pruebas más grandes de su historia, para evitar que los ánimos se desborden y para garantizar que en enero rinda protesta el presidente, sea Biden o el propio Trump.



Es increíble lo que está ocurriendo, pero a la vez es muestra de los riesgos que corren las democracias liberales ante la llegada de los populistas al poder.



Una época por demás compleja y en la que en el horizonte ya se anuncian las tormentas que están por venir.

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".