| 

Política

Tomamos una buena decisión con la salida de Pedro Sosa del Invi, asegura Sheinbaumm



Ciudad de México.-Para Claudia Sheinbaum la remoción de Pedro Sosa de la dirección del Instituto de Vivienda fue una buena decisión. Aseguró que su gobierno no enfrenta ni presiones ni chantaje como lo aseguró el funcionario en su carta de renuncia y rechazó que en esta administración prevalezca la política clientelar.



Ayer se difundió la carta de renuncia de Pedro Sosa al Invi, a través de la cual el funcionario acusó agresiones dentro y fuera del Instituto, obstáculos para realizar su trabajo, chantajes y hasta mentiras de quienes dicen apoyar a la Jefa de Gobierno y a la 4T.



Sobre el tema hoy se le cuestionó a la mandataria, luego de poner en marcha un programa de instalación de GPS y cámaras de videovigilancia en camiones del transporte público.



“Cada quien tiene su opinión. Tomamos una buena decisión; Pedro es un buen técnico pero cada quien decide cómo se comporta, cómo hace las cosas, tiene sus posiciones y lo importante es que salga adelante el Invi.



“Nosotros ni estamos presionados por chantajes ni mucho menos, y nuestro compromiso es acabar con la corrupción en el Invi y que se generen mejores condiciones para la vivienda social”, dijo la mandataria.



-¿Guardadas las proporciones no es lo mismo que advirtió Carlos Urzúa cuando renunció la Secretaría de Hacienda?-, se le preguntó a Sheinbaum.



-Es una posición personal y aquí lo más importante es el proyecto del Invi; repito: acabar con la corrupción y generar mejores condiciones para la vivienda social-, insistió la jefa de gobierno.



Dijo que el Instituto de Vivienda es una institución muy noble que se corrompió mucho en la última administración, pues muchas organizaciones que fueron partícipes de esa corrupción y de la clientela política.



Destacó que durante estos dos años de su gobierno dedicará una buena parte de los recursos a la reconstrucción y a partir del tercer año aumentará el presupuesto del Invi, aunque en este 2019 el organismo tiene casi 2 mil 600 millones de pesos de presupuesto.



-¿En su administración persiste la política clientelar?-, se le preguntó.



-No, estamos acabando con eso, ese es el objetivo. Aquí el objetivo es que la ciudadanía tenga una relación directa-, sostuvo Sheinbaum.



Dijo que hay dos proyectos muy simbólicos que iniciarán durante este año en el Invi, los cuales son compromisos de campaña y se localizan en Atlampa y en la Ciudad Perdida de Tacubaya. En esos casos el Invi hará un levantamiento del padrón de beneficiarios y llevará a cabo los proyectos de vivienda sin intermediarios.



El 11 de julio, Pedro Sosa publicó en la página de Internet del Invi unas nuevas reglas de operación del organismo que entre otras cosas acotan el actuar de gestores para la solicitud y entrega de créditos de vivienda.



La semana pasada organizaciones como Asamblea de Barrios protestaron afuera del gobierno de la Ciudad en contra de esas reglas de operación. Como no ocurre con otras protestas, Claudia Sheinbaum salió de sus oficinas para atender personalmente a los inconformes; ahí les dijo que ella no tenía nada que ver con las nuevas reglas y prometió revisarlas, no sin descalificarlas al acusar que eran injustas.



Después de esa manifestación Claudia Sheinbaum anunció la salida de Pedro Sosa, bajo el argumento de que el funcionario había perdido comunicación con otras áreas de gobierno, además de problemas de atención ciudadana.



Como encargado de despacho del Invi quedó el director operativo del organismo, Rodrigo Chávez Contreras, fundador y dirigente de la Asamblea de Barrios Patria Nueva, una organización gestora de vivienda popular

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Política