| 

Columnas

Tiempos del beneficio de la duda

¡Saludos Sinaloa!

Nos hemos enterado que...

Luego de las elecciones del 1 de Julio de este año, la expectativa generada con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador es que en México se avecinan “nuevos tiempos” así sea que esto represente el que la política se haga de manera diferente.

Nunca como ahora, se tendrá un presidente de la República que sea seguido (y vigilado) tan de cerca no solamente por sus muy visibles opositores sino por un grueso sector de quienes le creyeron lo que con tanta holgura prometió, promesas más que esperadas y cuyo final se espera no sea el desencanto o la decepción.

En el repaso, para algunos lo prometido llegó al despropósito, reflejo de las fobias del hoy presidente electo, en otros casos del desconocimiento de quienes rodean al llamado “Peje” y aún más, a lo que parece un intento voraz por borrar un pasado que en mucho generó el nuevo status que vive el país.

La realidad hoy es que no dejan de verse con preocupación, que para algunos es morbo, se revelan los signos de lo que podría estarse viendo a partir del 1 de diciembre próximo. Por lo pronto, ya se dejan varios seguidores del Electo desesperados por callar a quienes critican a López Obrador.

En la reflexión original, la pregunta, ¿se darán cuenta que la crítica a Peña Nieto y a su gobierno contribuyó a que López Obrador ganara? Al intentar callar las críticas, se convierten en eso que buscaron sacar del poder. Queda claro que tal vez sean ¿seis años? de que esos grupos “duros” aliados a Morena deban tratar de entender que la democracia es ante todo pluralidad.

Y por otro lado, ojala y ese no sea el tono “institucional” con el que se trate a las posiciones opositoras y a los medios de comunicación que se supone, deberán actuar como contrapeso al nuevo gobierno. Que la censura (a mano alzada) no trate de domeñar a la libertad de expresión.

Los retos para el gobierno de López Obrador empezarán temprano, básicamente en dos temas en los cuales ha mostrado no ser ducho: la economía y el manejo de la inseguridad pública.

Su anunciado programa de desconcentración pública, esto es, de sacar de la Ciudad de México a la mayoría de las secretaría que integran el organigrama del gobierno federal, parece estarse viendo “por encimita” y que nadie saque cuentas y diga de bien a bien cuánto dinero le costaría al país. Se presentó López Obrador como adalid de la austeridad y anuncia en la víspera que un plan que se aplaude pero no deja de verse con desconfianza.

Pero ya se ponen “pegas” que no dejan de tocar a un partido (movimiento) que como Morena, resultó “raspado” tras los nada claro manejos del financiamiento público, lo que se tradujo en una multa del INE por 197 millones de pesos. En ese tenor, surgen ya las expresiones duras en contra y se lee por ejemplo, que si realmente existe el afán de disminuir el gasto público en el gobierno de Lopez Obrador, antes que despedir a miles de empleados de confianza del gobierno y desaparecer secretarias, no sería lo justo eliminar el desorbitado (y ofensivo) gasto partidista.

Morena, el partido del Peje, recibirá Mil Quinientos millones en 2019 luego de que este año recibió 414.9 millones de pesos. No creemos que sea un buen mensaje de que haya un partido rico en el poder y un pueblo pobre, esto en régimen de un gobierno que anunció una “transformación nacional”.

Y para que se vea que en al menos en el Instituto Nacional Electoral no hay miedo a lo que se venga, la institución que declaró ganador a López Obrador se atrevió a recetarle una multa que 197 millones de pesos nada menos que a Morena, el movimiento (negocio, dicen algunos) que formó el virtual presidente electo.

Todo a raíz de los manejos “extraños” en el Fideicomiso “Por los Demás”, creado por el movimiento lopezobradorista para supuestamente ayudar a los damnificados por el sismo de Septiembre de 2017. Según el proyecto, Morena actuó indebidamente pues no reportó la constitución del fideicomiso Por los demás y en él recibió aportaciones de entes no permitidos.

Por ley, los partidos políticos pueden crear fideicomisos, aunque deben reportarlo ante la autoridad electoral. Además, tienen prohibido recibir dinero de ciertas instancias, como dependencias de gobierno y empresas.

López Obrador ya respingó, acusó al INE de actuar “por venganza” y advirtió que iría a los tribunales, sí, a los mismas instituciones que hace no mucho mandó al demonio.

Así empiezan “los nuevos tiempos” en México.

Una de mil...



Etiquetas Noticias

Anonymous Sinaloa

Periodistas de Sinaloa vigilan los hechos de la sociedad y dan a conocer las pruebas para revertir las malas prácticas.

COMENTARIOS

MÁS Columnas

  • Orfandad política en la CDMX

    Ciudad de México.- El primer año de gobierno de Miguel Ángel Mancera en la Capital CDMX su popularidad se vino abajo al cerrar filas con el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien impulsó las reformas estructurales.  ...


  • Borrachazo en la CDMX

    ¡Saludos Ciudad de México!  Nos hemos enterado que. Farid Barquet Climent, director de Jurídico y Gobierno en la alcaldía de Coyoacán, gobernada por Manuel Negrete de la coalición PRD-PAN-MC, fue detenido en estado de ebriedad la noche del...



  • El estilo de Sheinbaum

    Ciudad de México.- Claudia Sheinbaum cumplió el sábado pasado un mes al frente del Gobierno de la Ciudad de México y ha comenzado a dar muestras de su estilo de gobierno.        Es una mujer dura...


  • Los retos de Humberto Miranda Anzá

    Ciudad de México.- En el gobierno de Andrés Manuel López Obrador la pieza clave en la relación con las los liderazgos religiosos será Héctor Humberto Miranda Anzá, director general de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación...