| 

Sustentabilidad

Tendrá cambios el PGDU, detalla legisladora. Habrá incluso nueva consulta a pueblos y barrios

Ciudad de México.- Mientras la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana de la ALDF sistematiza e integra las más de 580 observaciones al Programa General de Desarrollo Urbano (PGDU), generadas en tres días de audiencias públicas celebradas durante el mes de julio, la diputada Margarita Martínez Fisher aseguró que el documento sí tendrá cambios importantes respecto al enviado el año pasado por el jefe de gobierno, y ese nuevo Programa se someterá a un proceso de consentimiento por parte de los pueblos y barrios de la Ciudad.

Presidenta de esa comisión legislativa, la diputada panista explicó que el paso inmediato a seguir es convocar a la conformación de un consejo ciudadano de vigilancia del PGDU, que supervise el proceso de modificación del documento y genere observaciones complementarias. Ese consejo quedará integrado a más tardar la siguiente semana, detalló la legisladora.

Martínez Fisher explicó que la intención del consejo ciudadano es atender la preocupación vecinal de que en la ALDF pudiera darse un albazo al momento de aprobar el PGDU, por lo que se abre ese espacio de vigilancia vecinal.

“La idea es que en conjunto con los ciudadanos trabajemos para vigilar el proceso. Su preocupación es que pudiera haber una suerte de albazo. Además, buscamos que este consejo pueda hacer observaciones muy precisas y en su momento que podamos hacer el envío de estas observaciones al gobierno”, detalló la diputada en entrevista con Capital CDMX.

Margarita Martínez también explicó que hay un consenso en la ALDF, de realizar un proceso de consentimiento entre los pueblos y barrios de la Ciudad, respecto al documento que se genere luego de los cambios que se le hagan al proyecto del PGDU.

“Ya hemos llegado al consenso de que sí debe realizarse ese proceso. Es algo positivo, que los pueblos y barrios pueda participar”, explicó la presidenta de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana.

El proceso de consentimiento, agregó, se realizará para cumplir con lo establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un tratado suscrito por nuestro país en el cual se compromete a que todas las acciones de gobierno o legislativas que impacten en la vida, usos y costumbres de los pueblos y barrios originarios o comunidades indígenas de una región, deben someterse a consulta entre sus habitantes.

Así, se abrirá una etapa de consulta del Programa, algo que fue una constante exigencia de habitantes de esas comunidades durante las audiencias públicas que se realizaron en julio pasado en la ALDF, donde representantes de los pueblos y barrios acusaron que no fue adecuada ni suficiente la consulta realizada el año pasado a través del Consejo de Desarrollo Urbano Sustentable (Conduse).

Martínez Fisher agregó que sólo falta precisar quién realizará el proceso de consentimiento, si el gobierno de la Ciudad con un nuevo proyecto de PGDU o la ALDF con un dictamen generado desde la Comisión de Desarrollo e Infraestructura.

Dijo que habrá acercamiento con el Consejo de Pueblos y Barrios del gobierno de la Ciudad, así como con el Instituto Electoral de la Ciudad de México, para definir también la metodología más apropiada a fin de llevar a cabo el proceso de consentimiento.

Durante la entrevista, se le preguntó a la diputada si derivado de las audiencias públicas y de las más de 580 observaciones recibidas habrá cambios al proyecto del PGDU que el jefe de gobierno remitió a la ALDF en noviembre del año pasado para su discusión y aprobación.

“Sí habrá cambios al PGDU, importantes, en función de que haya participación ciudadana, transparencia, planeación ordenada, legalidad y que el desarrollo vaya acompañado de servicios de infraestructura”, respondió.

La legisladora lamentó que en medio de toda esta discusión hay quien ha querido engañar con un discurso en el que asegura que el PGDU impondrá cambios a los usos de suelo en la Ciudad. Explicó que en ese documento no se establecen cambios de uso suelo, pues se trata de un Programa en el que se plasma una visión general de la Ciudad, con líneas estratégicas.

Durante la charla, Martínez Fisher dejó entrever que el PGDU que llegue a aprobar la ALDF en los próximos meses podría ser un documento transitorio, es decir que su vigencia podría no extenderse más allá de 2021, año en el que la Constitución de la CDMX y sus leyes secundarias estarán vigentes, las cuales mandatan a la conformación de un nuevo Programa de Desarrollo para la capital del país.

Etiquetas CDMX ALDF PGDU Audiencias públicas Consultas

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad