Suspenden derechos partidarios a Rojas Díaz-Duran; Me quieren desaforar como a AMLO, responde



Ciudad de México.- La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena (CNHJ) sancionó a Alejandro Rojas Díaz Durán, así, se le suspendieron sus derechos partidarios por seis meses después de que se le comprobaran actos anticipados de campaña en el contexto del proceso de renovación de dirigentes.



Estos mencionados actos anticipados de campaña y la supuesta promoción personal fueron considerados por la CNHJ una ventaja indebida del ex senador.



A través de una nota informativa, compartida en redes, la Comisión interna narró que el pasado 23 de abril, miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) presentaron una queja en contra de Alejandro Rojas Díaz Durán por la publicación “Plan de Organización de MORENA para apoyar al Presidente Andrés Manuel López Obrador durante el COVID – 19”.



TE PUEDE INTERESAR: Concretan en el Congreso capitalino la Ley Sheinbaum. Es una traición, acusan opositores



Dicho documento fue publicado el pasado 19 de abril y la queja surgió de la consideración que dicho documento constituía “actos de promoción personal durante el desarrollo del proceso electoral interno de MORENA”.



El órgano partidista resolvió así que dichos actos realizados por Rojas “le generaron una ventaja indebida derivada de la promoción personal que obtuvo al publicar el referido “plan” lo que también se tradujo en actos anticipados de campaña”.



La CNHJ consideró que esto significó violaciones a la normatividad del partido “consistentes en la manipulación de la voluntad de los ciudadanos y/o Protagonistas del Cambio Verdadero” en su elección libre y auténtica de “quien habrá de presidir el Comité Ejecutivo Nacional”, así como violaciones a la democracia partidista.



El comunicado termina notificando la imposición de una sanción “consistente en la suspensión de sus derechos partidarios por el plazo de 6 meses” de Díaz Durán; lo anterior se traduce –de acuerdo a la normatividad de Morena- que el mencionado político no podrá “ejercer dentro de MORENA sus derechos partidistas”.

Responde Díaz Durán



A través de redes sociales, el morenista sancionado expresó su postura al respecto, en cuyo contenido señaló que le quieren “hacer un ‘desafuero’ como a López Obrador”.



En un tuit resumió que lo que está en juego no es el cargo de presidente de Morena y compartió un link a Facebook con su postura –de manera más amplia- sobre la suspensión de sus derechos políticos.



Díaz Durán respondió así que el rumbo de la Cuarta Transformación es lo que en verdad se encuentra en riesgo, así como la dirección de “la esperanza de millones de mexicanos que quieren un cambio de raíz para extirpar la corrupción, la ilegalidad y la impunidad del pasado”.



Calificó como “minoría radical” a un grupo que, según su postura, mantiene secuestrado a Morena, y al que “le estorbamos para seguir aplastando toda disidencia y voces críticas que no les rinden pleitesía y sumisión política e ideológica”.



Señaló que dicho grupo actúa como “stanlinistas trasnochados” expulsando y sancionando a miles de lopezobradoristas; agregó que su pretensión se basa en “instaurar un régimen a imagen y semejanza de sus telarañas ideológicas, autoritaristas y represoras, conculcando derechos políticos y libertades públicas”.



El también escritor sentenció que por esas mismas razones sucedió su suspensión, misma que se realizó para impedirle participar en las encuestas para elegir a la dirigencia de Morena; "saben muy bien que encabezo las encuestas y les voy a ganar”.



Por ello, recurren en su desesperación, a una especie de “desafueropartidista –del mismo modo que se lo intentaron hacer los radicales de la derecha al Presidente Andrés Manuel López Obrador, antes del fraude en su contra en la elección presidencial del 2006- para impedir mi registro como candidato a Presidente nacional de Morena”.



Dijo que ese sector morenista lo sabe representante de la izquierda democrática y el único aspirante “que ha luchado desde hace décadas, desde abajo y con la gente”; agregó que ese mismo grupo conoce sus aportaciones como coordinador de campañas –de Ebrard y Monreal- y su talante democrático.



El político ahondó en el Proyecto de Constitución de la Ciudad de México, cuya redacción le fue encargada, cuando aseguró que él –y personajes como Ebrard y Monreal- han “afinado un nuevo régimen político democrático y un nuevo modelo económico, que garantice bienestar, prosperidad y desarrollo sustentable, que extirpe la pobreza, la desigualdad, la corrupción y la violencia. Aseguró no estar buscando un cargo sino un “México nuevo”.



Expresó que nadie tiene derecho de imponer su visión del mundo y de México, aunque dijo admirar y respetar las convicciones del grupo al que se refiere –pero sin coincidir-; llamó a no engendrar la irracionalidad ideológica y el terror político con fanatismo.



“Cuando les gane, les extenderé mi mano franca de compañero solidario, pero defensor inquebrantable de un Estado de Derecho, fundado en la justicia social y pleno de libertades y derechos para todos”, afirmó.



Díaz Durán adelantó que intentará restituir sus derechos políticos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) después de asegurar que el único camino es la unidad de Morena y de los mexicanos; y acotó que su lucha será también por los lopezobradoristas sin credencial de militante.



“Le devolveré el poder a las bases para reencauzar democráticamente el inmenso y vigoroso movimiento popular más inmenso y vigoro movimiento popular más importante en la historia de México”, sentenció.



Por último, enumeró tres puntos para Morena necesarios como soporte a favor del pueblo y del Presidente: unidad democrática, organización nacional y visión de Estado.