| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Política

Surge en el Congreso capitalino nuevo Instituto de Planeación. Es autoridad a modo, acusa Ruta Cívica



Ciudad de México.-Con el voto en contra del PAN, las comisiones de Administración Pública y de Planeación del Congreso local aprobaron esta tarde el dictamen de la Ley Orgánica del Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva de la Ciudad, una nueva institución que tendrá a su cargo formular documentos estratégicos para la capital del país a largo plazo, como el Plan General de Desarrollo y el Programa General de Ordenamiento Territorial.



Ese Instituto, que surge por mandato de la Constitución de la CDMX, también tendrá entre sus atribuciones formular el Programa de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación; integrar un Sistema de Información Estadística y Geográfica; crear diagnósticos y estudios requeridos para los procesos de planeación; así como elaborar el Sistema de Indicadores de la Ciudad.



La nueva entidad pública deberá participar en la integración de los instrumentos de planeación para la Zona Metropolitana, y en los acuerdos regionales en los que intervenga la Ciudad de México.



Una de las facultades más destacadas es que ese Instituto promoverá, convocará y capacitará a la ciudadanía y organizaciones sociales para participar en todas las etapas y escalas del proceso integral de planeación, para lo cual podrá apoyarse en instituciones académicas y organizaciones de la sociedad civil; transparentar y difundir el conocimiento sobre la Ciudad, mediante la Plataforma de Gobierno, observatorios ciudadanos y otros mecanismos de participación ciudadana establecidos en la Constitución y las leyes.



Para lograr lo anterior, el Instituto contará con una Oficina Especializada para la Consulta Pública y la Participación Social, la cual será la encargada de llevar a cabo todos los procesos, vinculación y articulación con la sociedad, a efecto de que los instrumentos de planeación se armonicen y elaboren con la participación ciudadana en las distintas etapas y escalas del proceso integral de planeación.



La nueva institución contara un director general quien, para ocupar el cargo, deberá tener cuando menos 35 años cumplidos al día de su designación; además, deberá poseer al día de la designación título profesional con antigüedad mínima de cinco años, en disciplinas relacionadas con las áreas físico-matemáticas e ingenierías; ciencias sociales; ambientales yhumanidades.



Ese funcionario también deberá acreditar conocimientos y experiencia en materia deplaneación; tener experiencia probada en el sector público en funciones directivas, preferentemente; no estar inhabilitado para ocupar cargos públicos; no haber sido candidato a un cargo de elección en los últimos cuatro años, ni haber desempeñado cargo alguno en un partido político en el último lustro.



Los anteriores requisitos han generado suspicacias entre organizaciones sociales, al acusar que ese perfil va orientado para designar en el cargo a Pablo Benlliure, actual director de Planeación de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.



Durante la discusión del dictamen se aprobó una reserva de la diputada de Morena, Paula Soto, para garantizar la paridad de género en la designación del director de ese Instituto, de tal forma que si es un hombre la persona designada, en la renovación del cargo sea una mujer quien después presida ese ente público.





Cerrazón





Luego de la aprobación del dictamen, la organización Ruta Cívica que encabeza Mónica Tapia emitió un comunicado de prensa, a través del cual acusó irregularidades en el proceso y la exclusión de propuestas ciudadanas.



“Se continúa con los mismos vicios de la Ley de planeación. A pesar de haber participado



activamente, entregando siete oficios con un centenar de comentarios y participado en



tres foros, los diputados han aprobado un dictamen que no nos toman en cuenta”, acusó Tapia.



Lamentó que los legisladores no respondieron por escrito ni sostuvieron diálogos públicos frente a los comentarios entregados entre julio a diciembre 2019. En el dictamen, de 25 comentarios ciudadanos a las iniciativas de Ley Orgánica, únicamente se tomó en cuenta uno de ellos, dijo.



Acusó que el Instituto de Planeación quedará subordinado a la Jefatura de Gobierno, pues no se disponen procesos de convocatorias abiertas, públicas ni transparentes para las designaciones del titular del Instituto, consejeros e integrantes del Directorio Técnico de ese nuevo ente.



La directora de Ruta Cívica criticó que las facultades del Directorio Técnico, así como del Consejo Ciudadano no son de revisión, supervisión ni contrapeso del Titular o de la Jefatura de Gobierno. De esa forma, consideró que esas serán figuras afines y decorativas.



“Se han anunciado la reactivación de los Sistema de Actuación por Cooperación (SAC), las ventanillas únicas de construcción (sin armonizar trámites), las consultas vecinales ambiguas de proyectos, los datos abiertos (sin Sistema de información público), y los corredores inmobiliarios, sin una planeación integral, con participación y con una



institución fuerte, plural y autónoma que dé coherencia al proceso y los resultados.



“La Ciudad no avanza, retrocede. No se abren los espacios a la ciudadanía ni al debate sobre el interés público, sino a la discrecionalidad y al intercambio de favores entre



Particulares”, fustigó Mónica Tapia.

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Política

Facebook
Twitter
WhatsApp