Sospechas de sobrepecio en compra de ventiladores, ahora en el GobCDMX



Ciudad de México.-La revelación de una compra a sobreprecios de ventiladores por parte del IMSS, a una empresa propiedad del hijo de Manuel Bartlett, pegó al gobierno de Claudia Sheinbaum, pues puso en el centro de la polémica la adjudicación directa de 143 ventiladores para los hospitales capitalinos, con un costo unitario de 2 millones 685 mil pesos.



Esta noche, el gobierno de la Ciudad emitió una tarjeta informativa, donde argumenta que los precios de las unidades respiratorias de la Ciudad de México con los ventiladores adquiridos por otras instituciones no son comparables, ya que las adquiridas por la Secretaría de Salud local (Sedesa), además del ventilador, incluyen la compra de insumos, refacciones, consumibles, mantenimiento preventivo y correctivo; capacitación y garantía por tres años.



Mexicanos contra la Corrupción dio a conocer hoy que la delegación del IMSS en Hidalgo asignó a la empresa Cyber Robotics, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, un contrato por 31 millones de pesos para la adquisición de 20 ventiladores, es decir, cada uno con costo de un millón 550 mil pesos.



Luego de esa revelación, desde la cuenta de Twitter @mbartletta surgió una réplica hacia Mexicanos contra la Corrupción. En el mensaje se señaló: "Si dicen ser tan objetivos en @MXvsCORRUPCION hagan un comparativo real de precios de mercado. Por ejemplo, citen el contrato SSCDMX-DGAF-051-2020, por el cual el GCDMX pagó $384,067,603 para la adquisición de 143 ventiladores, más de $2.68 mdp cada uno, casi 2x lo nuestro".



El contrato que se cita en esa cuenta existe. Fue una adjudicación directa que hizo el gobierno de Claudia Sheinbaum el pasado 20 de marzo a la empresa Nudomi y la referencia sobre esa compra están disponibles en una nueva base de datos que la administración capitalina puso en operación esta semana a través del portal https://datos.cdmx.gob.mx/



En ese sitio, se pueden ver los 169 contratos que las distintas dependencias del gobierno local han adjudicado de forma directa desde que inició la emergencia sanitaria, para la compra de todo tipo de insumos, desde gel, cubrebocas y material de limpieza, hasta ventiladores y monitores. El monto total acumulado de compras por adjudicación directa en esos 169 contratos rebasa los 2 mil millones de pesos.



Respecto a la adquisición de ventiladores, el contrato del GobCDMx por 384 millones de pesos con la empresa Nudomi no es el único, pero sí el más caro.



Hay otro, el DGAF-055-2020, aunque es para la renta de 90 ventiladores y por un monto de 45 millones de pesos, con la empresa Six Med. En este caso la renta de cada equipo costó 500 mil pesos.



La administración capitalina tenía entre sus planes adjudicar otros dos contratos para comprar ventiladores, uno por 91.8 millones de pesos para adquirir 100 piezas, a razón de 918 mil pesos por equipo. El proceso de compra se suspendió, pues la empresa Tecnologías Renueva no confirmó la fecha de entrega.



Lo mismo ocurrió con otro contrato para el que se había dispuesto un gasto de 268.5 millones de pesos, a fin de adquirir 100 ventiladores. El precio unitario era de 2.68 millones de pesos, pero aquí la compañía Lumafesa S de RL tampoco pudo confirmar la fecha de entrega y el proceso de adjudicación se suspendió.



Pero además, y aunque en su tarjeta informativa argumentó que los ventiladores adquiridos por la Sedesa incluyen consumibles, el gobierno de la Ciudad gastó por separado 14.9 millones de pesos a fin de adquirir consumibles para ventiladores pulmonares. Esa compra se hizo el pasado 23 de marzo, con la adquisición de 10 piezas (no se precisa qué tipo de insumos son) a razón de 1.4 millones de pesos por cada uno. La empresa proveedora fue AGD Medical.



Este mediodía en una conferencia de prensa, la secretaria de Finanzas de la Ciudad, Luz Elena González, habló sobre la suspensión de esos dos contratos.



Confirmó que las empresas proveedoras no cumplieron la fecha de entrega y dijo que se han hecho pedidos adicionales. No preciso a quién se hicieron esos pedidos, pero aseguró que ya han llegado 40 ventiladores y se esperan otros 100.



En su tarjeta informativa donde justificó la compra de ventiladores, el gobierno de la Ciudad argumentó que el proveedor contratado (Nudomi), no solo fue el más económico dentro del estudio de mercado de esta compra integral, sino es el único proveedor que garantiza la entrega en los primeros 15 días de mayo, que es cuando la ciudad más los necesitará.



Agregó que si se realiza una comparación adecuada del costo de la unidad de terapia respiratoria, y todo lo que esta incluye, se puede constatar que las unidades adquiridas por la Secretaría de Salud capitalina, se encuentran dentro del promedio del precio del mercado y de compras similares realizadas por otras instituciones.
"La compra anticipada de insumos y servicios incluida en esta cotización, blinda a las finanzas de la ciudad en contra del incremento de precios por la inflación, por su posible escasez o por cambios en el mercado, y garantiza contar con los todos los insumos que se requieren para este tipo de terapia por tres años: un ventilador sin sus consumibles no puede ser utilizado en un paciente", agregó el gobierno de la Ciudad.



Expuso que los bienes y servicios adicionales adquiridos son necesarios para garantizar el aprovechamiento de dicha compra, lo cual se ha adoptado como una práctica tras experiencias previas en las que se adquirió equipamiento médico y fue subutilizado por falta de consumibles y mantenimiento específicas para equipo, durante su vida útil.



Así, sostuvo que el precio de la compra acordada con NUDOMI, S.A. DE C.V. fue el más bajo en el estudio de precios, que contempló cuatro propuestas que cumplieron las características técnicas e incluían accesorios, consumibles, mantenimiento y capacitación por el tiempo de garantía



de tres años.



Insistió en que el precio unitario de cada unidad se encuentra dentro del rango de precios que se ha comprado en el sector salud de nuestro país y alegó que para poder comparar de manera adecuada la compra de las unidades de terapia respiratoria de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México es necesario proyectar los costos totales a 3 años.



"En el caso de renta se debe proyectar el precio anual por tres años y en las adquisiciones se debe sumar al precio original de la adquisición, el costo



promedio de accesorios y consumibles por tres años, dependiendo de la cobertura que se acordó, que generalmente es menor y no incluye consumibles", destacó el gobierno de Claudia Sheinbaum.