Sombras sobre García Luna



Ciudad de México.- Las cosas se complican, aún más para Genaro García Luna, quien fue el poderoso secretario de Seguridad Pública en el gobierno del presidente de México, Felipe Calderón, y ahora enfrenta cargos criminales en una corte en Estados Unidos.



Los fiscales pidieron postergar el inicio de las audiencias 60 días, debido a la pandemia del Covid-19, pero al mismo tiempo anunciaron que a las acusaciones de recibir sobornos del cártel de Sinaloa, se les añadirá la venta de cocaína en Nueva York y para ello se presentarán 44 kilos decomisados en Brooklyn y el aseguramiento de otros decomisos, uno de ellos en Panamá.



La Fiscalía también cuenta con registros de intercepciones telefónicas, correos electrónicos y fotografías que serán usadas como pruebas.



A todo ello añadirán las confesiones de testigos protegidos que sitúan al ex policía como un colaborador de Joaquín El Chapo Guzmán. Hay que tener claro, que las imputaciones se dan a cambio de beneficios jurídicos, lo que las hace siempre dudosas, pero que al mismo tiempo embarnecen el expediente.



Es un golpe mediático fuerte, aunque habrá que esperar para valorar su eficacia en los tribunales, lo que no siempre se empalma.



Lo evidente, es que parece lejana la posibilidad de que García Luna recobre su libertad. Todo apunta a que puede ser condenado y ello tendrá un efecto de carambola en la política mexicana y en los círculos policiales y de seguridad donde García Luna se formó.



El contexto político es delicado, porque el ex presidente Felipe Calderón trabaja para que su organización “México Libre” obtenga el registro y pueda participar en la contienda del 2021 y porque las confesiones –filtradas a la prensa y aún no ratificadas ante las autoridades– de Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex que se encuentra detenido en un hospital de la Ciudad de México, apuntan también a algunos panistas.

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".