Sobre AMLO, la demagogia y discriminación en tiempos de Coronavirus



Ciudad de México.- El Coronavirus COVID-19 hizo emerger el cobre del mexicano y sus gobernantes a más de 100 días que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO, se le ocurrió observar que sí habría muertos y colocó al magazo de Hugo López Gatell a informar sobre el virus, no a combatirlo, pero de verdad creer lo que ambos dicen todos los días no tiene nada de verdad.



En el periodismo su esencia es que lo reporteado sea “veraz’’, que pueda ser constatado y aplicar la máxima de Ryszard Kapuscinski de los cinco sentidos de reportero: estar, ver, oír, recolectar y compartir, lo que se ve no se juzga y a ellos, no vemos por dónde encontrar la verdad, más que la “suya’’ y la de sus “paleros’’ disque reporteros.



Nunca he tenido nada en contra de AMLO, anduvimos en su peregrinar cuando realizó la primera lucha y alegó fraude en su natal Tabasco, la toma de las plataformas de Pemex, en sus primeras mañaneras como jefe de Gobierno y me parecía una gente lúcida y con ideas, hoy no pienso lo mismo, ahora veo es demencial su verborrea política.



Si de verdad quiere limpiar al país de corruptos, que empiece a barrer de arriba para abajo como aconseja. Que elimine el presupuesto, producto de nuestros impuestos a los partidos políticos, incluyendo Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y no continuar mandando al diablo las instituciones.



Es cierto, acepto y coincido con él, que hay muchos elefantes blancos donde van a parar nuestros recursos, porque lo “arrancan’’, nos lo quitan, es nada más el 35% de nuestras percepciones y todos nos duele, eso no lo siente porque él nunca ha trabajado. ¿Les parecería bien que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) desapareciera?



Ojo, él empezó. Entonces vamos a tomarle la palabra al mesías que ya exoneró al gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo “El Jorobadito’’, a quien de verdad admiro como futbolista y “era”´ investigado por la Unidad de inteligencia Financiera, si se enoja el falso morelense, no podrá ir a ninguna instancia a acusarme de “racista’’. Esto porque el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) va a desaparecer y ¿por qué? Pues nada más porque su mujer, la culta y doctora, Beatriz Gutiérrez Müller se indignó de la invitación a un foro antidiscriminación a un tal “Chumel’’ que llamó en alguna ocasión “Chocoflan’’ al hijo de la familia presidencial.



Dice el presidente que ese buey discrimina. Entonces cuando él discriminó a las mujeres en marzo pasado dónde entra, parece que tiene algo contra las mujeres porque ya dejó sin empleo a Mónica Maccise extitular de Conapred y Asa Christina Laurell exsubsecretaria de Integración y Desarrollo del Sistema de Salud en momentos de la pandemia.



La última, Mara Gómez Pérez, quien estaba al frente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), las tres se quejaron por falta de presupuesto, debido a que López Obrador estimó hacían poco o nada y querían muchos…muchos… recursos.



Casos que ahora la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), quieren tomar como bandera política. ¡Ya, ni ellos se la creen…!!! Y no lo digo yo. Tampoco es pregunta.

COMMODATO



En este espacio próximamente enunciaremos algo relevante de Quintana Roo, donde estamos en Cancún desde enero pasado, esta tierra bendita de oportunidades, ahora abatida por la crisis turística a causa del Coronavirus COVID-19, pero vamos MÉXICO nos hemos levantado de otras peores pese al PRI, PAN, PRD y Morena.



Agradezco a mi estimado amigo y compañero de muchas batallas, Luis Velázquez, americanista de corazón, me haya invitado. Un fuerte abrazo y nos escribimos martes y viernes.

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).