| 

Sustentabilidad

Sismo acentuó crisis de agua en la CDMX; 5 mil litros por segundo se perdieron tras el temblor, alerta especialista

Ciudad de México.- El sismo del 19 de septiembre nos recordó a los capitalinos que la Ciudad de México se hunde de manera acelerada, a razón de hasta 40 centímetros al año en algunas zonas por la sobreexplotación de los mantos acuíferos, además de que la capital del país vive en una crisis por el abasto de agua.

Debido al movimiento telúrico del mes pasado esa crisis de abasto se acentuó, al generarse una pérdida de agua de 5 mil litros por segundo debido a fallas y fracturas que sufrió la red de suministro, lo que se suma al 41 por de líquido que, de por sí, se va cada día debido a las fugas.

Daniel Salazar, presidente de la asociación civil Unidad de Gestión para el Desarrollo Sustentable, reveló estos datos durante una reunión de trabajo de diputados locales del partido Morena con especialistas en temas de geología y gestión del agua. Relató que esta información fue proporcionada por el mismo titular del Sistema de Aguas, Ramón Aguirre.

El especialista expuso que la pérdida de esos 5 mil litros de agua por segundo, ayuda a entender la afectación en el suministro que se presentó luego del sismo y que afectó a 3.4 millones de habitantes, lo que luego se tradujo en actos de violencia y hasta el secuestro de pipas en delegaciones como Tláhuac e Iztapalapa.

Salazar explicó ante legisladores que en 1995 la Ciudad de México contaba con un abasto de agua de 35.2 metros cúbicos por segundo, proveniente de fuentes como el Sistema Lerma Cutzamala, pero mayoritariamente y hasta en un 70 por ciento de pozos que extraen el líquido del subsuelo.

Sin embargo, conforme pasaron los años ese volumen de agua fue disminuyendo. Así, en 2011 bajó a 32 metros cúbicos; para 2012 a 31,97 y en 2013 llegó a su nivel más bajo, de 29.87 metros cúbicos por segundo.

Pero a partir de 2014 comenzaron a recuperarse volúmenes, con 30.96 metros cúbicos por segundo; en 2015, 32.51 y para el 2016 ya alcanzaba los 33.11 metros cúbicos.

El especialista explicó que este incremento en la cantidad de agua se logró porque el gobierno de la Ciudad determinó abrir nuevos pozos para extracción de líquido del subsuelo o rehabilitar algunos que estaban inoperantes.

En 2011 se abrieron o se rehabilitaron 20 pozos; para 2012 fueron 27; en 2013, sumaron otros 39; en 2014, 22; para 2015, 43 y para 2016 se sumaron otros tres.

Varios de esos pozos, dijo, se encuentran a más de 400 metros de profundidad y con agua de mala calidad, lo que genera la necesidad de contar con plantas potabilizadoras.

“Esas estrategias acentúan el desequilibrio del acuífero, con sus efectos como grietas, socavones y hundimientos”, detalló Daniel Salazar, quien recordó que el modelo de gestión del Programa Agua para el Futuro del Sistema de Aguas de la CDMX pronostica para 2025 un abasto de tan sólo 19 metros cúbicos por segundo, como resultado del acelerado agotamiento de la fuente de abastecimiento y sobre todo de los acuíferos.

Etiquetas CDMX Agua Morena Daniel Salazar

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad