Sin justicia y tras 25 años de lucha fallece Fernando Pérez Olvera uno de los denunciantes de Marcial Maciel



Ciudad de México.- Uno de los ocho magníficos como se les nombró a los ex legionarios de cristo que valientemente denunciaron en la década de los 90 los abusos sexuales cometidos por el padre Marcial Maciel, Fernando Pérez Olvera falleció el pasado 30 de junio sin que se le hiciera justicia.



La batalla de Félix Alarcón Hoyos, José Barba Martín, Alejandro Espinosa Alcalá, Arturo Jurado Guzmán, Fernando Pérez Olvera, José Antonio Pérez Olvera y Juan José Vaca Rodríguez por más de dos décadas ha sido difícil, en esos años fueron víctimas de campañas difamatorias por parte de la congregación que uso toda su maquinaria eclesiástica contra ellos e impedir que el proceso en contra de su fundador pederasta avanzara en Roma.



Desde el año pasado, superiores de los Legionarios de Cristo buscaron a través de cartas un acercamiento con los denunciantes, pero las víctimas no accedieron a ese diálogo porque todo ha sido sólo palabras, en los hechos no hay una reparación del daño.



Aseguran no tener confianza en que la renovación de la congregación que ha publicado informes sobre el abuso sexual cometidos por sus religiosos, así como protocolos de tolerancia cero para evitarlos y propuestas para dialogar con las víctimas, son sólo documentos que en la práctica no ofrecen justicia.



Cuántos años más tendrán que esperar las víctimas de Marcial Maciel para que se les haga justicia. Fernando Pérez Olvera QEPD.

Otro legionario, Carlos Padilla acusado de abuso sexual



Mientras las víctimas se encuentran de luto por la pérdida de un gran hombre que durante 25 años luchó contra la pederastia clerical, los escándalos de los abusos sexuales de legionarios de cristo continúan.



Una mujer adulta acusó el sábado 4 de julio al sacerdote Carlos Padilla Ezquerro ante las autoridades de los Legionarios de Cristo en Querétaro.



Al no obtener respuesta de la congregación, el 13 de julio la presunta víctima presentó ante la Fiscalía General de Justicia de Querétaro la denuncia por abuso sexual y tentativa de violación en contra del padre Carlos Padilla.



En un comunicado los legionarios informaron que “los superiores de la Congregación, desde que tuvieron conocimiento del caso, han estado en contacto continuo con la presunta víctima para ofrecerle apoyo humano y espiritual.



"Además, colaborarán con las autoridades ministeriales a las que compete investigar y esclarecer los hechos”.



El padre Carlos Padilla, indican, “se encuentra actualmente suspendido del ejercicio de sus facultades sacerdotales, en público y en privado, y tiene prohibido presentarse como sacerdote”.



Y “desde enero de 2020 vive exclaustrado, fuera de comunidad, sin poder ejercer el ministerio sacerdotal ni usar el distintivo clerical. Condenamos cualquier abuso o comportamiento que contradice la misión y vocación de un sacerdote. Invitamos a denunciar tales actos ante las autoridades civiles y eclesiásticas”.



Un religioso exclaustrado tiene la obligación de obedecer a sus superiores, sigue dependiendo de sus superiores y de la congregación económica y espiritualmente.



En el comunicado, los legionarios informan que desde enero del 2020 ésta exclaustrado Carlos Padilla, pero la denuncia a la que hacen referencia en su comunicado es de julio.



Al parecer el religioso tenía denuncias de años atrás, algunas de su permanencia en Argentina.



Los Legionarios de Cristo tendrán que ser transparentes en todos los casos, precisar datos y fechas de los delincuentes que aún están en el interior de su estructura.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.