| 

Entrevistas

Si se desborda la ambición acabaríamos con posibilidad de llevar a buen puerto el Frente Ciudadano por México, alerta Mauricio Tabe

Ciudad de México.- Cuando a nivel federal los partidos que integran el Frente Ciudadano por México no logran ponerse de acuerdo sobre el método de selección de su candidato a la Presidencia de la República, desde la capital del país el presidente del PAN en la Ciudad, Mauricio Tabe reconoce que el tema es delicado y expone que si se desborda la ambición las cosas puede cambiar en esa alianza partidista.

En entrevista con Capital CDMX, el líder panista local analiza la llegada de Eruviel Ávila al PRI capitalino. La presencia del ex gobernador mexiquense, dice, es la señal de una desesperación en el priismo y en el gobierno federal, de una estrategia de que vienen a la Ciudad a comprar lo que puedan para ganar votos e incrementar su guerra sucia para tratar de descarrilar al Frente.

Tabe reconoce que a él le gustaría ver a un panista como candidato del Frente Ciudadano y se muestra proclive a un método de selección del candidato distinta a la consulta abierta porque eso permitiría la infiltración del PRI con sus operadores y sus billetazos.

P: Registraron ante el Instituto Electoral el Acuerdo por la Ciudad de México, los alcances ya están definidos pero ¿cuáles son los retos políticos que va a tener este Acuerdo, esta suerte de copia del Frente Ciudadano por México aplicado a la capital del país? Vemos que a nivel federal hay muchos intereses y personajes que intentan dinamitarlo.

R: Déjame decirte que no es una copia del Frente, es un brazo importante del Frente el Acuerdo por la Ciudad de México, porque intentamos construir desde lo local los objetivos que se trazaron en el Frente. Adoptamos esos objetivos porque sabemos que desde la Ciudad tenemos que trabajar para que se logre abatir la impunidad, acabar con la corrupción, terminar con la pobreza y la desigualdad, que México crezca y erradicar la violencia. Son las líneas de acción que se propusieron desde el Frente.

Además, en la Ciudad tenemos otro objetivo muy importante que es armonizar todos los principios y anhelos de la Constitución de la Ciudad de México en el tiempo que la propia Constitución nos obligue.

Estamos obligados a sumar fuerzas con otros partidos políticos porque muchas de esas decisiones requieren mayorías importantes o incluso consenso, por eso que debimos hacer este acuerdo.

Los retos en la Ciudad para ese Acuerdo, para nosotros son construir una plataforma de coalición. Para nada el Acuerdo en la Ciudad es la continuidad, para nada es que el PAN apoye al PRD para que el PRD gobierne o para que gobierne el Movimiento Ciudadano o para que gobernemos nosotros. Es una figura nueva a la que nos sumamos para construir un gobierno de coalición, en donde recogemos lo mejor de cada uno de los partidos para tener una agenda muy potente que resuelva los problemas.

Para nosotros el Frente no es sinónimo de continuidad, no es tapar el sol con un dedo ni dejar de reconocer los problemas de la Ciudad, al contrario, es sumar las fortalezas de los partidos para poder atender lo que más le duele a la Ciudad.

Por último, a muchos les queda la duda de cómo se pudieron sumar el PAN y el PRD, y empiezan a hacer sus analogías y sus construcciones de que si ya claudicamos, de cómo se suma el agua y el aceite, en fin. Para nosotros no deja de ser claro, el PAN no deja de ser el PAN, el PAN mantiene sus principios, el PAN tiene muchas diferencias con el PRD, ideológicas. Eso no lo negamos porque estemos sumados en un Frente, pero estamos anteponiendo el bien de la Ciudad, estamos anteponiendo una agenda programática de coincidencias para resolver lo que más le duele a la Ciudad, en donde no hay diferencias ideológicas, entonces, con esa suma trabajar en los temas que requieren urgencia y efectividad.

Eso es lo que estamos buscando y no nos vamos a enredar en diferencias ideológicas que nos van a atorar, nos van a confrontar y no vamos a resolver los problemas que tiene la Ciudad de México.

P: ¿Y las diferencias ideológicas dónde las dejaron? ¿Las guardaron en el cajón y las reabrirán después del 2018?

R: Te voy a decir, ni siquiera las podemos tocar. La Constitución de la Ciudad establece que no se puede modificar la Constitución en los próximos tres años. Esos temas ya se discutieron, ya están aprobados en la propia Constitución. No nos vamos a enfrascar en debates que incluso ya se resolvieron en votaciones.

P: ¿Si la ideología no va a ser importante, qué plataforma lo será? ¿Van a promover para 2018 una agenda como lo hizo el Frente a nivel federal que anunciaron una agenda común?

R: Los principios son importantes, las bases ideológicas son muy importantes. Hay temas en los que tenemos diferencias. No en todos tenemos diferencias, y en esos temas que tenemos profundas diferencias vamos a dejarlos a un lado para sumar fuerzas y resolver aquellos en los que tenemos coincidencias.

P: Insisto en la pregunta ¿Promoverán una agenda legislativa común para el próximo año?

R: Agenda legislativa común y programas de gobierno, de eso se trata. Muchas de estas decisiones requieren dos terceras partes o requieren mayorías importantes y es mejor construir las mayorías desde este momento, con una agenda clara y no llegar después a sorprender con un pacto.

P: ¿Cuáles serán algunos de los temas de esa agenda común legislativa?

R: Son temas que todavía ni terminamos de trazar. Vamos a publicar nuestra plataforma y ahí te puedo hablar ya a titulo de Frente. Te voy a hablar a título del PAN, que son preocupaciones que nos han dichos los ciudadanos en todas las campañas, que se ven reflejadas en las estadísticas que publica el gobierno, que se ve reflejado en el sentir de la ciudadanía, que son los problemas de inseguridad, los problemas de procuración de justicia. La mayoría de la gente siente poca efectividad del gobierno en estos temas, pero además la mayoría de la gente percibe que cuando es víctima de un delito nadie lo protege, los jueces y el sistema de impartición de justicia son solo accesibles para quienes tienen dinero y quienes no tienen dinero no sólo no acceden a la justicia sino que padecen las injusticias.

Otro tema es el futuro de la Ciudad, el futuro del espacio público y de la movilidad en la Ciudad. Sí requerimos una Ciudad más armónica, que se vea en el espacio público y que se vea en los tiempos de traslado de la gente.

Otro tema en el que hemos insistido, que no es un problema de la gente pero que sí es un problema que nosotros tenemos es la responsabilidad del gobierno del Estado de México con los problemas de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Tenemos un vecino muy irresponsable con la Ciudad, un vecino que nos contamina, un vecino que no invierte en transporte público, un vecino que encabeza las cifras de inseguridad a nivel nacional, un vecino muy irresponsable con la metrópoli, porque se cuelga de que el Jefe de Gobierno siempre asume la responsabilidad política.

P: Ya que mencionas al Estado de México ¿cómo ven la llegada de Eruviel Ávila al PRI capitalino? ¿con qué cálculo político?

R: Primero. La lectura política es que el PRI le tiene pavor al Frente. No los caliente ni el sol con el Frente, por eso están intentando desbaratar el Frente por todos lados, primero con sus campañas de desprestigio, su calumnia. Ahora nos mandan a un ex gobernador a tratar de meterse en la Ciudad.

Esto lo que busca es meter a los operadores que durante muchos años tuvieron al gobierno y sus recursos para tratar de ir a comprar lo que puedan, de ir a comprar lo que puedan en la Ciudad para salvar al PRI en la Ciudad, para salvar al PRI en el país.

Hay una desesperación del gobierno, del PRI y de Peña Nieto porque saben que esta Ciudad es la más antipriista del país y van a tratar de cambiar ese rostro a punta de billetazos, seguramente.

P: ¿Les preocupa que la llegada de Eruviel sea la señal de que habrá una guerra sucia en la Ciudad?

R: Yo creo que Eruviel viene a perder su tiempo y a gastar su dinero.

P: ¿Guerra sucia?

R: No hay una amenaza de guerra sucia. Hay una guerra sucia del PRI contra el Frente desde hace ya varios meses. En la campaña de Josefina la hubo, en Coahuila la hubo y ahorita contra el Frente. El PRI está empleando todos sus métodos, de un partido de Estado, tratando de manipular instituciones, tratando de manipular información, utilizando todos los medios a su alcance para arrebatar el poder, porque saben que con el voto libre de los ciudadanos no se mantiene en el poder, porque han hecho un pésimo gobierno.

En combate a la corrupción están absolutamente reprobados, con un presidente que al lado de su gabinete es evidenciado y todavía sale a regañarnos su esposa. Contratistas ligados al gabinete y salen con explicaciones mágicas de préstamos a la palabra. Un nivel de impunidad, el caso del ex director de Pemex.

Un nivel de impunidad muy ofensivo para la ciudadanía, y además que no han podido dar argumentos para que la gente les crea. Y no solamente no les creen por la corrupción. Decían que sabían gobernar y han hecho pésimo manejo de la economía, endeudamiento, devaluación, inflación. Estamos en estos meses en los peores índices de inflación que haya tenido México en los últimos 15 años.

P: ¿Están esperando ataques a nivel local contra el Frente como a nivel federal? ¿Qué están esperando? ¿Cómo se van a atrincherar?

R: Estamos listos para las campañas de desprestigio, estamos preparados también para la presión, las amenazas. Sabemos que a eso nos vamos a enfrentar y estamos conscientes que lo que tenemos que hacer es salir a comunicar, estar contacto con la gente y hacer fuerza con la ciudadanía, por eso el Frente aquí en la Ciudad así como lo han planteado a nivel nacional no es solo la suma de partidos políticos, es la suma de muchos más ciudadanos que se van a adherir y que pensamos que con ellos vamos a poder hacer frente.

P. ¿Buscarán adherir al Partido Verde, al Humanista, Encuentro Social?

R: Yo lo conceptualizó como un brazo del Frente Nacional.

P: ¿Es decir que esos partidos no tendrían cabida?

R: Si ellos deciden tener cabida en el Frente Nacional serán bienvenidos, y además sumarse a los objetivos del Frente, cómo van a contribuir al Frente.

P: El método se ha comentado como un elemento de ruptura y polémica. ¿Puede ser un elemento de ruptura?

R: En política siempre hay posibilidad de que las cosas cambien y más con algo tan delicado como es la selección de los personajes.

P: ¿Consulta abierta a la ciudadanía o método cerrado?

R: Yo no quisiera que el método de selección le pusiera en bandeja de plata al PRI la definición de nuestros candidatos. Yo creo que sí tiene que cuidarse muy bien quién participa, porque no nos vayamos a ir con la idea falsa de democracia que termine poniendo al servicio del PRI la definición del candidato.

P: ¿Ves una disputa entre Ricardo Anaya y Miguel Ángel Mancera?

R: No la veo.

P: ¿Por el método?

R: No lo veo. No hemos discutido el método, ni conozco cómo han sido los debates a nivel del Frente Ciudadano por México.

P: Anaya ha sido más cerrado a un método cerrado. Mancera ha dicho abiertamente que preferiría una consulta entre la ciudadanía. ¿Ahí puede haber una diferencia que pueda romper esto?

R: Pues todo depende cómo se haga una consulta, pero a mi me parece muy riesgoso, porque abrirlo a la ciudadanía implica abrir la posibilidad de que se infiltren en el proceso con dinero público, con operadores, con Eruviel, con Manzur y con el séquito que va a traer quienes quieren incidir en el ángulo de la Ciudad de México.

Yo sería mucho más cuidadoso de que el método, más que pretender vestirlo de democrático, lo hagamos cuidadoso para tener personajes que realmente garanticen que la agenda del Frente se va a llevar a cabo. Eso es lo que debemos de tener.

Y obviamente para por dos cosas. Uno, que sean ciudadanos que a través de estudios de opinión se puedan identificar confiables, con capacidad de comunicar. Segundo, que su trayectoria nos garantice que van a cumplir los compromisos del Frente, que gocen de buena reputación.

P: ¿Anaya para la Presidencia de la República, Barrales para la Jefatura de Gobierno?

R: Yo he decidido no hablar de las candidaturas, para concentrarme en los proyectos. A mí me gustaría más escuchar a los ciudadanos qué opinan, más que yo tratar de influir o generar posiciones sobre unos o sobre otros.

P: ¿El método que se escoja a nivel federal será el mismo que se escoja a nivel local?

R: No, vamos a atender las particularidades de cada elección.

P: ¿Aquí entonces el método puede ser distinto?

R: No lo hemos resuelto ni lo hemos platicado siquiera.

P: ¿No han platicado sobre el método?

R: No

P: ¿Qué han platicado entonces?

R: La agenda. Primero, tenemos poco tiempo y sabemos que lo vamos a sacar bien.

P: Pero se ve complicado. Un jefe de Gobierno, 16 alcaldes, 160 concejales, 66 diputados.

R: Difícil está. Fácil no está, pero tenemos tiempo. Al 14 de diciembre lo que tenemos que llevar es el registro de la plataforma, que para mi es lo más importante. ¿Qué va a significar para la gente un gobierno de coalición? Y también para darle directriz al gobierno de coalición, para que no llegue cada quien a hacer lo que quiera, que haya una carta de navegación de hacia donde tiene que ir a la Ciudad de México.

Y el segundo tema también importante es los métodos de selección se tienen que definir ahí. Después, la selección. El método no implica la definición del candidato. Es el método y el nombre y el apellido vendrán después.

P: Imagino que aquí el PRD, como a nivel federal el PAN buscarán que el candidato sea de su militancia o a fin a su militancia ¿Cómo resolverían eso?

R: Yo creo que tiene que haber la suficiente generosidad y humildad para reconocer en dónde cada partido tiene fortalezas y que no se desborde la ambición, porque si se desborda la ambición acabamos con la posibilidad de llevar a buen puerto la agenda del Frente.

P: Lo evidente es que el PAN es más fuerte a nivel federal y el PRD es más fuerte a nivel local ¿Por eso suena lógica una candidatura del PAN a la Presidencia y del PRD a Jefatura de Gobierno?

R: En muchas zonas somos complementarios, no competimos por el mismo segmento de votos.

P: ¿Pero podría ser esa la fórmula?

R: Hay que ver cuáles serán las fórmulas. Yo no quisiera ahorita anunciar quién encabeza qué. A mi me gustaría que, claro, el candidato a la Presidencia de la República fuera del PAN, a mi me gustaría que el candidato a la jefatura de Gobierno fuera del PAN. A mi me gustaría que los candidatos a las 16 alcaldías fueran del PAN y que todo el Congreso de la Ciudad fuera del PAN, pero si quiero entrar a un acuerdo con el PRD y con Movimiento Ciudadano algo vamos a tener qué hacer y sobre eso todavía no lo hemos hablado ni lo hemos resuelto.

P: ¿Si no funcionara hay plan B?

R: El plan en el que siempre hemos recorrido y es ir solos, y estamos listos, y hemos estado trabajando a lo largo de los últimos años para ir solos y en el último año hemos estado trabajando con el tema del Frente. Es más, en los últimos meses. Ha sido reciente. Pero estamos preparados para ir solos y para ser competitivos en la Ciudad de México.

P: ¿Mauricio Tabe será candidato?

R: Pues ya no me puedo reelegir y sí me gustaría continuar aquí en mi carrera política en la Ciudad

P: Ya que no te puedes reelegir…

R: Ya no me puedo reelegir, son muchos años. Ya voy para una década, no me puedo reelegir. Mi intención es sí, buscar una candidatura para seguir sirviendo aquí en la Ciudad. Sí es mi interés. Resuelto no lo tengo.

P: ¿Diputado, senador, alcalde?

R: No tengo resuelta la posición

P: ¿Dependerá también de las definiciones a las que llegue el Frente?

R: Dependerá de las definiciones a las que llegue el Frente, pero yo tengo que sacar bien los acuerdos del PAN aquí en la Ciudad antes de pensar en mi posición.

Etiquetas CDMX Frente Ciudadano por México Acuerdo por la CDMX PAN Tabe

COMENTARIOS

MÁS Entrevistas