Si la CDMX regresa al semáforo rojo cerrarán 35 mil negocios, estima Coparmex



Ciudad de México.-Armando Zúñiga Salinas, Presidente del Coparmex CDMX, advirtió que si la capital de la República regresa a semáforo de vigilancia epidemiológica en color rojo, por el aumento de casos de COVID-19, la situación económica de las empresas será aún peor.



Explicó que a raíz de la crisis económica, en la capital del país están en riesgo de cerrar aproximadamente 35 mil negocios (de 450 mil establecimientos en total), pero, acotó que en realidad pueden ser más, porque muchos negocios son micro o pequeños, que no cotizan en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).



Asimismo, el líder empresarial local informó que de concretarse dicho cierre de comercios, se perderán aproximadamente 198 mil 491 empleos en la Ciudad de México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).



Ante ello solicitó al Gobierno encabezado por Claudia Sheinbaum Pardo, reorientar el gasto público, para alcanzar así los objetivos de la reactivación económica, por lo que insistió en la necesidad de establecer apoyos fiscales, programas de crédito, acciones de simplificación administrativa, suspensión temporal de verificaciones, ampliación de licencias, así como vigencias mercantiles y trámites para empresas.



Recordó que la COPARMEX propuso al Gobierno de la Ciudad de México implementar una serie de medidas, no sólo para proteger a las empresas y el empleo, sino para reactivar la economía del país. Entre las propuestas destaca la exención temporal de por lo menos 5 meses del Impuesto Sobre Nómina (ISN); así como estímulos fiscales de entre 50 y 100 por ciento de diferimiento del pago de Impuesto Predial -a las empresas que hayan mantenido la planta laboral-; y, un seguro solidario por el que se apoye a los trabajadores a conservar un salario mínimo vital.



Otra de las propuestas de la COPARMEX es la creación del Instituto del Emprendedor y el establecimiento de apoyos a fondo perdido para la digitalización a micros y pequeñas empresas formalmente establecidas, por un monto de 300 millones de pesos. Así como la ampliación del seguro del desempleo y reducciones adicionales en el Impuesto Predial y en el Hospedaje, además de recursos públicos y a actividades de servicios, particularmente afectados por el cierre de operaciones, ya que a la fecha se mantiene en restricción total de operaciones en la CDMX



La Confederación Patronal también propone un programa a fondo perdido de 800 millones de pesos para la ampliación y conservación de empleos, para las empresas que hayan conservado a sus trabajadores formales y demuestren un programa de expansión para los próximos 12 meses. Además, de un programa de apoyo financiero extraordinario de 400 mdp, para las empresas y familias dedicadas a espectáculos masivos en la Ciudad.



Zúñiga Salinas reconoció como positiva la implementación de un Código QR, que registre el movimiento de los ciudadanos para poder alertarlos si es que estuvieron en lugares donde pudieron haber convivido con personas contagiadas por COVID19. “Lo vemos como un excelente proyecto que de hecho de haber llegado antes habría ya ayudado, sin embargo, tenemos que reforzar la cultura, la gente no lo está usando como debiera”, indicó.



La Confederación Patronal de la República Mexicana continuó en la Ciudad de México, la gira de prensa nacional ‘COPARMEX en tu Estado’, cuyo objetivo es dar a conocer las propuestas para la reactivación de la economía, además de dialogar respecto a las temáticas relevantes planteadas por los 65 Centros Empresariales.



En ese contexto, Gustavo de Hoyos Walther, Presidente Nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana, propuso que el salario mínimo general de los trabajadores en 2021 se ubique en un rango de entre 128.15 pesos y 135.83 pesos. Dijo que, si bien la discusión de este nuevo aumento está por iniciar, tiene que fijarse un monto que ayude a mitigar los impactos por la crisis del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19).



En 2020, el salario mínimo tuvo un incremento anual de 20 por ciento, con lo cual quedó en 123.22 pesos a nivel nacional y 185.56 pesos en la Zona Libre de la Frontera. Sin embargo, para el próximo año, De Hoyos Walther reiteró que, si bien no puede darse un repunte significativo, hay voluntad por parte del sector privado para alcanzar la Línea del Bienestar Familiar, que tiene como meta un ingreso de 214 pesos.



El Presidente Nacional de la COPARMEX dijo que el monto aprobado se dará a conocer en las próximas semanas, en cuanto terminen las conversaciones y el análisis de cifras con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI), aunque la fecha del anuncio podría ser antes del próximo 15 de diciembre.