| 

Política

Sheinbaum y tres de sus secretarios vigilan cuántas pipas llegan a abastecer de gasolina a la Ciudad



Ciudad de México.-Sin explicar las razones de fondo, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum inició personalmente, junto con tres secretarios de su gabinete, una labor de supervisión de pipas que ingresan a estaciones de transferencia y distribución de Pemex ubicadas en la Ciudad, y que salen de ahí a abastecer gasolineras.



Anunció que esta vigilancia de apoyo a Petróleos Mexicanos se realizará en las estaciones de transferencia, distribución y almacenamiento de combustible que la empresa tiene en instalaciones de Azcapotzalco, Añil, Barranca del Muerto y San Juan Ixhuatepec.



La propia Sheinbaum, así como la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez; el secretario de Obras, Jesús Esteva, y la secretaria de Finanzas, Luz Elena González, se han repartido la tarea de acudir a cada una de esas estaciones para verificar en campo cuántas pipas llegan a esas instalaciones y salen a las gasolineras.



“Nosotros vamos a estar en las estaciones, reportando lo que está pasando en apoyo a Pemex, sobre cuál es la situación, cuántas pipas están saliendo, de tal manera que ellos desde la Torre de Pemex tienen información que nosotros podamos verificar en campo”, explicó en conferencia de prensa.



Se le preguntó si esa vigilancia obedecía a una preocupación de que las pipas fueran vandalizadas o se enfrentara un escenario de riesgo para esos vehículos.



“No. Es un apoyo de supervisión en campo que nos han solicitado. Y no es que sea en cada pipa, sino que es en estaciones de servicio. Nos pusimos como voluntarios para hacer esta tarea y no es un asunto que estén vandalizando pipas, sino de apoyo de supervisión en estaciones de transferencia de combustible”, expuso la jefa de Gobierno.



Como no ocurría en otras conferencias de prensa, Claudia Sheinbaum apresuró este día su encuentro con los medios de comunicación. Cuando inició la ronda de preguntas, la mandataria atajó: “Pero muy rápidas por favor”.



No aceptó preguntas sobre temas distintos al del abasto de gasolinas e interrumpía a los reporteros cuando hacían sus cuestionamientos.



Insistió en que la prioridad de su gobierno en este momento es apoyar a la administración de Andrés Manuel López Obrador para atender la contingencia por la escasez de gasolina y a que se restablezca lo más pronto posible el abasto normal de combustible.



“Queremos estar en las estaciones, informar realmente cuántas pipas están llegando a cada una de las estaciones. En eso estamos concentrados. Hoy vamos a ver cuántas pipas están llegando realmente a la Ciudad”, dijo.



Una vez terminó la conferencia, Sheinbaum tuvo una breve reunión en uno de los pasillos del Antiguo Palacio del Ayuntamiento con los secretarios de Obras, Gobierno y Finanzas, para luego salir a la carrera de la sede del Gobierno de la Ciudad. Subió a su vehículo con rumbo a alguna de las estaciones de transferencia que mencionó.



Antes, en la conferencia rechazó de nuevo que los servicios públicos de la Ciudad tengan afectaciones. Aseguró que el Metro opera con afluencia normal de usuarios y sólo el Metrobús registro un incremento de siete por ciento de pasajeros.

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Política