Sheinbaum soltó la rienda



Ciudad de México.- Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México (CDMX), es la delegada del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para conducir el proceso electoral de 2021 en la capital del país.



Por ello, la Jefa de Gobierno es una de los principales actores en la disputa por la dirigencia nacional de Morena, donde en un principio había logrado amarrar e impuso a su amigo y operador Alfonso Ramírez Cuellar.



Su idea irse en desacato a los fallos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para que el diputado federal con licencia trajera el mando y bajara la línea a la CDMX. Traía las riendas del partido arriba y abajo.



Pero como en política 24 horas es mucho tiempo, más tardó Cuellar en emborracharse de poder que en lo que ya tenía que dejar la sede nacional. Con su operador Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia, buscaron tirar la encuesta en el TEPJF y no les alcanzó una vez más.



Usaron a Porfirio Muñoz Ledo para torpedear a Marcelo Ebrard y debilitar a Mario Delgado, quien se perfila para este viernes ser ungido como el nuevo dirigente nacional, no obstante, de los golpes salió fortalecido y se logró el acuerdo en la mesa para por lo menos mantener el equilibrio en el reparto de candidaturas en los próximos meses.



Claudia Sheinbaum soltó las riendas aunque ya tiene un plan medio trazado para jugar y en ese escenario pinta la reelección sólo para algunos cuantos alcaldes y diputados palomeados por ella.



Los que van firmes a la reelección son los alcaldes de Iztapalapa, Clara Brugada; de Azcapotzalco; Vidal Llerenas; de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo; y de Cuauhtémoc, Néstor Núñez, aunque él podría catafixiar su espacio con la diputada federal Dolores Padierna, porque le gusta vegetar en las curules.



Los demás alcaldes no caben en el escenario de Sheinbaum, quien ya acomoda sus piezas para remover diputados que no le han sido útiles, sin embargo, todo su juego puede cambiar con el cambio de dirigencia nacional, que le tambalea a su otro amigo, Héctor Ulises García Nieto, recién nombrado oficialmente delegado de Morena en la CDMX.



Un punto que además debe afianzar Sheinbaum es su alianza con el PT porque al día de hoy piensan en ir solos a la contienda e incluso tienen un pie en el Frente Amplio donde podrían sacar su registro sin deberle nada a nadie si es que dejan en su directiva al diputado federal Mauricio Toledo, quien trae el apoyo nacional y de dioutados federales de la cúpula para enderezar el rumbo y revivir al partido que se ha distinguido últimamente con la defensa de sus posturas de izquierda diciéndole no incluso a López Obrador en sus aberraciones como la extinción de Fideicomisos.



En los próximos 15 días se tendrá la claridad del mapa electoral que por ahora no pinta favorable para el nuevo PRD, léase Morena.



NOCAUT. José Luis Rodríguez entre sus acuerdos con Sheinbaum ya trae el quitar a la alcaldesa de Magdalena Contreras, Patricia Ortiz, para cumplir el sueño que le frustró el PRD ¿Le alcanzará? ¡Abrazos, no periodicazos!

  • Luis Eduardo Velázquez

    Luis Eduardo Velázquez

    Periodista especializado en asuntos de política y electorales. Con estudios en derecho, amante del boxeo, el café y la buena letra.