Sheinbaum aclara a diputados de Morena: no intervendrá en elección del líder de bancada



Ciudad de México.-La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, se deslindó hoy de cualquier decisión relacionada con el nombramiento del futuro coordinador de Morena en el Congreso capitalino y respaldó a su secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, luego de acusaciones que han surgido entre legisladores morenistas que señalan una intromisión de la funcionaria en ese proceso.



“Tiene que haber autonomía entre los poderes; yo puedo ser coadyuvante en caso de que me lo soliciten (los diputados), pero no puedo tomar las decisiones. Las decisiones las toman los propios diputados”, dijo en conferencia la mandataria.



Confió que los legisladores locales de su partido resolverán los problemas internos, surgidos luego de la renuncia de Ricardo Ruiz como líder del grupo parlamentario y la disputa que se ha registrado entre los dos aspirantes al cargo y sus respectivos grupos: Rigoberto Salgado y José Luis Rodríguez.



Les pidió a los diputados paciencia y tolerancia, así como tener en claro que la mayor prioridad es el bienestar de los capitalinos.



Dijo que los señalamientos en contra de la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, son un tema personal de quienes lo señalan, en específico la diputada Guadalupe Chavira.



“Que lo arreglen de manera personal. La secretaria de Gobierno ha hecho una excelente labor en la Ciudad; ser secretario de Gobierno significa mantener la gobernabilidad, estar atento a todos los conflictos que se generan todos los días y tener una visión de largo plazo, así que estamos bien ahí, no hay problema”, dijo Claudia Sheinbaum.



Guadalupe Chavira, por su parte, difundió una carta dirigida a sus compañeros de partido, en donde expuso que el Poder Legislativo de la capital tiene la obligación de abonar en la transformación de la ciudad, alejado de las ocurrencias, falsas promesas o engaños o de lo contrario caerá en el descrédito.



Pidió dejar en el pasado las diferencias, las divisiones, los enconos y los enfrentamientos estériles. “Sin excepciones, hagamos de la autocrítica un ejercicio cotidiano, si queremos avanzar como parte del proyecto de Nación que encabeza Morena, y tengamos siempre presente que estamos sujetos al escrutinio público”, dijo.



Pero también dijo que en el Poder Legislativo no deben tener cabida ninguno de los vicios de la política tradicional, como el influyentismo, el amiguismo, el nepotismo, el patrimonialismo, el clientelismo, ni el uso de recursos para imponer o manipular conciencias.