Sheinbaum, el Poder de los Poderes



Ciudad de México.- La Ciudad de México (CDMX) vivió esta semana un retroceso en materia de democracia.



Los 18 años de la lucha democrática de la izquierda fueron tirados a la basura con la aprobación en el Congreso de la llamada #LeySheinbaum, bautizada así en las redes sociales.



La jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, faltó a su palabra de “convencer” y no doblegar. En la misma tentación cayó su mentor el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pero se impuso la razón y la oposición.



En la capital del país, Sheinbaum doblegó a los representantes del pueblo para disponer del dinero público como si fuera patrimonio privado. Más allá de que su intenciones puedan ser buenas debido a que se define como una mandataria “honesta” y tiene el beneficio de la duda, la Jefa de Gobierno quitó facultades a un Congreso, dominado por Morena, y lo refrendó como Oficialía de Partes.



El PT, partido de izquierda, rompió su alianza con Morena por considerar la Ley Sheinbaum regresiva al pasar por encima de órganos autónomos y contravenir el espíritu de la cuarta transformación de México.Desde el Palacio de Sheinbaum se lanzó la amenaza a los diputados de definir su apoyo, con lo que dejaron ver no sólo el talante autoritario sino el trasfondo: la elección de 2021. Ahora viene la acción de inconstitucionalidad.



Consulta el semanario digital aquí.