Señalan ocho mujeres a cineasta colombiano de acoso y abuso sexual



Colombia.- El cineasta y director colombiano Ciro Guerra fue señalado por ocho mujeres de acoso y abuso sexual entre 2013 y 2019.



Guerra negó las acusaciones, siete de acoso sexual y una de abuso sexual, y anunció que acudirá a los tribunales para defenderse.



Los testimonios de las mujeres, quienes no se conocían, fueron recogidos por la periodista y escritora colombiana Matilde de los Milagros Londoño, quien fue contactada a través de un amigo por una mujer que aseguró haber sido acosada por Ciro Guerra.



A partir de entonces más mujeres se sumaron a las acusaciones, y todas acudieron a Matilde de los Milagros para relatar su historia.



TE PUEDE INTERESAR: Muere policía de Edomex tras frustrar asalto en CDMX



Los testimonios tienen detalles muy específicos y la periodista cuenta que hay un patrón de comportamiento que se repitió a lo largo de los años y tuvo lugar en ciudades como Bogotá, Medellín, Cartagena, Ciudad de México, Nueva York y Berlín.



Todos los relatos coinciden en que el director, cuya película El abrazo de la serpiente fue nominada a un Oscar en 2016, usa su prestigio para intimidar a las agredidas.



“¿Tú sabes que voy a ser uno de los jurados en Cannes, de la Semana de la Crítica?”, le preguntaba a una de ellas después de haber intentado besarla a la fuerza y antes de volverlo a hacer con más agresividad, según uno de los testimonios.



La identidad de todas las víctimas se mantiene en el anonimato y no se ha levantado ninguna denuncia ante la justicia, puesto que, explica Matilde de los Milagros, al realizar la denuncia hay un proceso de revictimización que podría costarle sus carreras a las mujeres.



“Me permito manifestar que no he cometido ninguna de las faltas de las que se me señala, y que no tengo otra opción para limpiar mi nombre, que recurrir a las vías legales”, señaló Guerra en un comunicado horas después de que las acusaciones se hicieron públicas, a las cuales calificó como “horrorosas, mentirosas y malintencionadas palabras”.