Sector automotriz espera caída anual de hasta 47%



Ciudad de México.- Ante el desplome del 59% en el mes de mayo en la venta de vehículos ligeros en México y con 36 meses consecutivos de resultados negativos, la industria automotriz pidió al Gobierno Federal que la comercialización de estas unidades también sea considerada actividad esencial y así evitar una crisis mayor en el sector.



“Nosotros asumimos que como parte integral de la industria automotriz, las empresas deben tener la oportunidad de colocar sus pisos de venta y abrir la atención a los clientes de los vehículos que están ya saliendo de las líneas de ensamble, afortunadamente ahí ya algunas entidades federativas que han autorizado el funcionamiento de las distribuidoras de vehículos en sus pisos de venta”, dijo Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores.



En conferencia de prensa virtual, dijo que la perspectiva anual para el sector está en dos escenarios: el primero con una caída esperada del 30%, mientras que en el segundo escenario sería de 47 por ciento.



“Bajo estos dos escenarios, nos lleva a la que para el total del año pudiéramos esperar una caída del 30% si hay una recuperación de la actividad económica más acelerada y estaríamos en un orden de 921,000 u y en caso de que hubiera una decantamiento en periodos fotos de contingencia sanitaria como una forma de l la estimación sería esperar una caída de cerca al 47%”



Por su parte, Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, informó que en exportaciones el desplome que se ha tenido es del 95 por ciento en el mes de mayo.



“Durante el mes de mayo de la producción en el país tuvo una variación negativa como una caída del 93%, sólo se produjeron 22,000 u comparadas con los 350,060 del año pasado, pues no sé este resultado negativo de 93.7%, en lo que se refiere a las exportaciones el volumen de exportación fue de 15,088 u que comparadas con las 30 4867 del mismo mes del año pasado nos llevaron a una caída exportación del 95.1%.



Asimismo, la industria automotriz se prepara para el arranque del nuevo acuerdo comercial para América del Norte, el 1 de julio.



En la segunda mitad de mayo, comenzaron a reabrir gradualmente las armadoras de vehículos que suspendieron sus operaciones desde mediados de marzo para contener la propagación del virus, lo que ocasionó el desplome de la producción y exportaciones mensuales.



El nuevo acuerdo comercial, TMEC, requiere un 75% de contenido hecho en América del Norte a los vehículos ligeros versus el 62.5% vigente en el TLCAN, del 60% al 70% para los pesados; y para ambos 40%-45% de contenido de áreas de "altos salarios" y 70% de compras de acero y aluminio regionales.



Cuevas dijo que es "muy probable" que todos los armadores de automóviles soliciten regímenes de transición alternativos en el tratado que entrará en vigor en menos de un mes porque el tiempo "no es suficiente" para tener un análisis detallado de cómo darle cumplimiento a las nuevas reglas.