| 

Justicia

Se nota que Omar García Harfuch no es un político y lo mostró ante diputados



Ciudad de México.-Se nota que el nuevo secretario de Seguridad Ciudadana (SSC) Omar García Harfuch, no es un político. Dicho por él mismo, ante los diputados locales, es un policía y está orgulloso de ello.



Recién estrenado como jefe de la Policía capitalina -tan solo dos semanas-, el funcionario compareció ante el Pleno del Congreso de la Ciudad donde una y otra vez habló de reforzar el área de inteligencia policial para combatir la delincuencia.



Antes dejó en claro que no está ahí para hacer política, pero tampoco para echar culpas a quien le precedió en el cargo: Jesús Orta.



“Nosotros no vemos en la Secretaría un puesto político. Tanto su servidor como las personas que trabajan conmigo formamos un equipo de policías de tiempo completo, fuimos forjados como policías, pensamos como policías y estamos muy orgullosos de serlo”, expresó en la tribuna del Legislativo local.



La comparecencia del titular de la SSC, como parte de la glosa del informe de la jefa de gobierno inició con una hora y 21 minutos de retraso respecto a lo previsto.



García Harfuch subió a la tribuna a las 10:21 horas de este jueves y, aunque tenía 20 minutos para hablar, tomó tan solo 11 minutos y 15 segundos para exponer cifras y una estrategia de tres ejes donde destacó la inteligencia policial.



Explicó que desde hace muchos años se le ha apostando al mismo modelo de seguridad en la Ciudad de México, donde los policías patrullan las calles pero sin información adecuada sobre la criminalidad en los cuadrantes.



Esa información, detalló, la debe proveer la Subsecretaría de Información e Inteligencia Policial, para que sea sistematizada, procesada y explotada operativamente con un enfoque hasta preventivo.



Sin la presencia de uno solo de sus compañeros secretarios de gabinete, a diferencia de otros funcionarios de gobierno local que ya comparecieron ante el Pleno de este Congreso, el jefe de la Policía aseguró que la simbiosis entre las áreas de inteligencia, información y operación se traducirá todos los días en detenciones contundentes y en la consecuente prevención de delitos futuros.



“Identificaremos de manera clara a los principales generadores de violencia de la Ciudad de México, es decir a grupos de delincuencia organizada que también son responsables de los delitos de homicidio, secuestro, robo de vehículo, trata de personas, narcomenudeo, extorsión, entre otros.



“Se identificarán las principales estructuras delictivas y centraremos los esfuerzos para lograr la ubicación y detención de sus integrantes, así como la consecuente desarticulación de las organizaciones o células criminales que tengamos en la Ciudad”, se comprometió ante los 40 legisladores con los que arrancó esta sesión y que de forma intermitente entraban y salían del salón de sesiones.



El funcionario también dio a conocer que modificará el esquema de control policial de los preliberados, ya que muchos de ellos dan continuidad a su vida delictiva una vez que se encuentran en libertad; el objetivo es monitorearlos y darle seguimiento para prevenir que vuelvan a delinquir.



Aunque dijo que no criticaría lo hecho antes de su llegada, García Harfuch reconoció que en la SSC no se cuenta con un sistema de información que correlacione datos de manera adecuada o bien que haga cruces, es decir, se tiene mucha información aislada que no se ha logrado procesar.



Así, el objetivo es concentrar toda esta información, homologarla, sistematizarla, analizarla y procesarla, con la finalidad de convertirla en productos de inteligencia que orienten la toma de decisiones estratégicas y hagan más fácil el trabajo de los policías que se encuentran en la calle.



En la comparecencia del novel jefe policiaco estuvieron presentes como invitados el director del C5, Juan Manuel García Ortegón; el titular del Consejo Ciudadano de Seguridad y Procuración de Justicia, Salvador Guerrero Chiprés; así como el secretario técnico del gabinete de seguridad Tomás Pliego.



En filas de sillas colocadas adelante y atrás de las curules de los diputados se dispuso lugar para Directores generales de región y coordinadores generales de zona.



A diferencia de comparecencias de otros jefes de la Policía, está vez las graderías se quedaron vacías, porque en ocasiones anteriores lucían atiborradas de jefes de sector y de agrupamientos en sus uniformes de gala.



La mayor parte de los comentarios que hicieron los diputados fueron loas para el secretario de Seguridad Ciudadana, como lo hizo la morenista Leticia Varela, quien se deshizo en halagos hacia García Harfuch.



Solo la panista Margarita Saldaña y el perredista Jorge Gaviño enfilaron baterías hacia el neo funcionario, pero criticando acciones en las que él todavía no estaba involucrado, como los polémicos cinturones de Paz desplegados durante la marcha del 2 de octubre.



Serio en todo momento, García Harfuch concluyó su informe ante el Congreso igual que como llegó, rodeado de diputados de Morena que querían tomarse la foto con él.



Hasta legisladores de oposición que utilizaron su momento en tribuna para criticar con vehemencia los resultados en seguridad, lo buscaron para aparecer en la fotografía junto al recién estrenado jefe de la Policía. Ese fue el caso, por ejemplo, del panista Héctor Barrera Marmolejo.





Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Justicia