| 

Política

Se mantiene vigente en Constitución capitalina la revocación del mandato

Ciudad de México.-Aunque una mayoría de ministros se pronunció en contra de la revocación de mandato establecido en la Constitución capitalina, los votos no resultaron suficientes para declarar la invalidez de esa figura, por lo que se mantendrá vigente en la norma máxima de la Ciudad.

Eran necesarios ocho votos para que el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolviera que el artículo 25 apartados A y G de la Constitución local es violatorio de la Carta Magna federal, sin embargo, solo seis ministros otorgaron su voto en ese sentido y cinco respaldaron el proyecto del ministro ponente Javier Laynez, de manera tal que el presidente del máximo tribunal, Luis María Aguilar, declaró que se desestimaba el tema.

Durante el debate que tuvo lugar en la sesión del pleno de este martes, la ministra Margarita Luna Ramos consideró que mantener la revocación del mandato para servidores públicos electos como lo planteó la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México vulneraría la garantía de audiencia para esas autoridades, además de que no se trata de realizar un concurso de simpatías, al mantener o remover por aversión personal a algún funcionario que ganó en las urnas esa posición.

El ministro Fernando Franco González Salas recordó los requisitos que, de acuerdo con la Constitución local, se requieren para solicitar y validar la revocación del mandato. Enfatizó que esa figura sería válida si durante el proceso de consulta participa un 40 por ciento de los capitalinos inscritos en la lista nominal y sí de ellos un 60 por ciento, es decir, un millón 836 mil piden quitarle el mando a la autoridad electa en cuestión.

Sin mencionarlas por su nombre, pero sí para advertir que esta figura puede prestarse a situaciones delicadas de carácter político electoral, Fernando Franco dijo que tan solo el segundo lugar en la elección a la jefatura de gobierno durante el pasado proceso electoral (Alejandra Barrales) obtuvo una votación que se acercaba al umbral requerido para revocar el mandato de quien ganó los comicios (Claudia Sheinbaum). La perredista logró un millón 673 mil sufragios.

Jorge Mario Pardo Rebolledo dijo que en el análisis actual no se pueden tomar casos analizados en la Corte hace ocho años, como cuando se declaró inconstitucional la revocación del mandato establecida en el estado de Chihuahua, pues aquella figura planteaba la remoción como causa de responsabilidad administrativa. Dijo que en la Ciudad se plantea no como una sanción, sino como una figura de democracia participativa.

El presidente de la Corte, Luis María Aguilar, dijo no compartir el proyecto por considerar que la revocación del mandato es una figura de separación del cargo que no está considerada en la Constitución federal, mientras que el ministro ponente Javier Laynez defendió la revocación pues dijo que la figura se enmarca dentro del margen de libertad configurativa que tienen todas las entidades del país.

Vigente la Defensoría Pública

En la sesión de este día y al continuar con el análisis de las acciones de inconstitucionalidad promovidas por la PGR y la CNDH en contra de diversas disposiciones de la Constitución Política de la Ciudad de México, el Pleno del máximo tribunal estableció como válidos requisitos al Congreso local para reformar su propia Constitución, tales como que esas modificaciones sean discutidas y votadas hasta el siguiente periodo de sesiones en que se presentaron.

Sin embargo, declaró inconstitucional que para dar trámite a esas reformas, tengan que ser aprobadas previamente dichas iniciativas por mayoría de los votos de los legisladores presentes, para luego ser admitidas a discusión.

La SCJN determinó que el Constituyente de la CDMX sí puede crear nuevos órganos constitucionales autónomos, como el Instituto de Defensoría, dado que el artículo 122 de la Constitución federal no limita su número, sino que dispone que la Ciudad contará cuando menos con los organismos constitucionales autónomos previstos en la Carta Magna del país, sin que ello sea impedimento para que la capital, en uso de su libertad configurativa, establezca otros.

Por otra parte, la SCJN determinó que dentro de los requisitos para ser Fiscal General en la Ciudad, es válido que se incluya no haber sido Secretario, Juez, Magistrado o Secretario de Gobierno, ni Consejero de la Judicatura local, pues la Constitución Federal no puede servir de parámetro al respecto, pues en ella se regula sólo lo concerniente al fiscal federal.

Al pasar al siguiente tema, la SCJN determinó que la Constitución local sí puede prever la creación de un parlamento metropolitano que se coordine con los demás congresos de la zona conurbada. Ello al considerar que se trata solamente de un mecanismo de evaluación posterior al proceso legislativo -en el cual no interviene- que tiene por objeto la mejora regulatoria y sin que sus resoluciones sean vinculantes.

Para ello, la SCJN hizo una interpretación en el sentido de que el artículo 30, numeral 7 debió referirse al inciso p) y no al q), que es donde se refiere al mecanismo de evaluación, a cargo del propio congreso local.

Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Política