Se justifica directora del Metro por incidentes. Acusa abandono, rapiña y corrupción, pero no va contra ex funcionarios



Ciudad de México.-En su primera conferencia de prensa luego de 91 días de haber asumido el cargo, la directora del Metro Florencia Serranía, acusó que la corrupción, la rapiña, el canibalismo y el abandono, han acabado con ese Sistema de Transporte Colectivo (STC), pero no abundó en detalles de sus dichos y solo expuso que se ha convertido en una persona incómoda dentro del organismo.



La conferencia se realizó luego de constantes incidentes en instalaciones del Metro. El último se registró ayer en escaleras eléctricas de la estación Mixcoac, con ocho pasajeros lesionados.



A pesar de las irregularidades de las que Florencia Serranía solo mencionó atisbos, dijo que no pretende emprender acciones penales o administrativas contra funcionarios de pasadas administraciones. “No tenemos tiempo para hacer cacería de brujas”, dijo, a pesar de insistir que en el STC la corrupción tocó fondo.



Se le preguntó quiénes la veían como una persona incómoda o si era el sindicato del Metro el que estaba detrás. Aseguró tajante que tiene una excelente relación con los trabajadores, a pesar de las versiones surgidas dentro del mismo gremio, que daban cuenta de su renuncia.



Señaló que no podía ofrecer más información sobre las irregularidades detectadas porque se violaría el debido proceso iniciado por su administración ante las instancias correspondientes, pues señaló que todo está en revisiones técnicas para irse a auditoría.



“El Metro ha pasado de ser el cuarto más grande del mundo al lugar nueve en los últimos 12 años y desgraciadamente lo hemos recibido en un estado lamentable de rapiña, canibalismos y abandono”, acusó, al decir que el STC ha resentido desde el contrato simulado más pequeño hasta el más grande no supervisado.



De lo poco que sí dijo es que en el Metro han mandado los proveedores improvisados, no supervisados, así como flamantes organizadores que han decidido qué vender y a qué precio.



Reveló que a través de medios electrónicos, de recursos de transparencia y otro tipo de comunicados recibió “sugerencias” para finiquitar contratos millonarios que se encuentran en revisión por las áreas técnicas administrativas. “No cederé ante esas presiones y mucho menos ante ese tipo de sugerencias; claramente les digo que el Metro se lo ha acabado la corrupción y eso se acabó”, expresó la funcionaria.



Cuando intempestivamente se levantó de su lugar y dio por terminada la conferencia, aunque todavía había preguntas, la directora del Metro dijo a regañadientes que había en revisión cinco licitaciones heredadas de la administración pasada.



Antes, señaló que la corrupción se descubrió en contratos no solicitados o no supervisados, para todo tipo de adquisiciones.



Serranía justificó así los incidentes constantes que se han registrado en ese medio de transporte y dijo que, aún con recursos limitados, se han emprendido acciones. Destacó la revisión de 440 escaleras eléctricas.



“Lo que quiero pedirles es tiempo; estamos trabajando con prioridad en los sistemas, tenemos grupos estratégicos trabajando en los sistemas de seguridad”, dijo.



Florencia Serranía anunció que ya llegó el primero de 10 trenes adquiridos en la pasada administración para incrementar la flota de convoyes en la línea 2; también dijo que se colocarán 509 cámaras de video vigilancia en las estaciones más críticas, pues esos equipos son los que más rapiña han enfrentado, y agregó que ya se adjudicó un contrato a una empresa para el mantenimiento de escaleras eléctricas, aunque se están elaborando las bases para licitar el cambio de otras 90 escaleras.