| 

Política

Se eliminó la posibilidad de repartir puestos con reforma a Ley de Auditoría, destacó Sheinbaum



Ciudad de México.-Luego de que la bancada de Morena impuso ayer su mayoría para quitarle facultades al Congreso capitalino en la designación de más de 100 contralores internos de la administración local, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, defendió la reforma al destacar que con ella se elimina una distribución de cuotas y de cargos aprobado por la extinta ALDF.



“Lo que se había aprobado en la ALDF era una distribución de cuotas de partidos. Eso era la ley anterior, una distribución de cuotas para las nuevas salas en el Tribunal de Justicia Administrativo y de los contralores internos”, dijo en conferencia.



La reforma a la Ley de Auditoría aprobada ayer con el voto en contra de la oposición modifica el artículo 16 para quitarle la facultad al Congreso local de nombrar a esos más de 100 contralores y le asigna esa atribución a un solo funcionario, el titular de la Secretaría de la Contraloría, quien a su vez será propuesto por el jefe de gobierno en turno y dentro de una terna, para su ratificación por las dos terceras partes de los legisladores locales.



En el decreto aprobado ayer en el Pleno se dejó una extraña concesión al jefe de Gobierno saliente, José Ramón Amieva, pues si promulga el documento en los siguientes días, la reforma entrará en vigor de inmediato y el mandatario en funciones tendrá la posibilidad de ser él y no Claudia Sheinbaum quien presente al legislativo local la terna de candidatos a ocupar el cargo de secretario de la Contraloría.



Sobre ese tema, se le preguntó a la mandataria electa si había un acuerdo político con Amieva para que sea él quien envié esa terna. Sheinbaum dijo que buscará al jefe de gobierno saliente para hacerle saber de su interés para ser ella quien genera la terna de candidatos.



Al abundar sobre la reforma a la Ley de Auditoría, la próxima gobernante consideró que no se está entendiendo la propuesta completa a ese marco legal, pues dijo que se trata de un cambio de fondo al Sistema Local Anticorrupción.



“El nuevo sistema lo que plantea es que la Contraloría sea más bien de acompañamiento. Las sanciones de la Contraloría serán menores. Quien hace las sanciones mayores es el Tribunal de Justicia Administrativa, no es la Contraloría.



“De hecho la Contraloría va a tener un recorte muy importante, porque hoy no va a cumplir con esa función de realizar todas las auditorías permanentes, más bien de acompañamiento”, dijo.



La reforma aprobada ayer en el Pleno del Congreso local surgió de un proyecto que elaboró el equipo de la misma Claudia Sheinbaum y que la mandataria electa entregó a los diputados locales de Morena, quienes la convirtieron en una iniciativa presentada en el Legislativo local por la legisladora Ernestina Godoy.

Etiquetas Noticias

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Política