| 

2018

Se agudiza crisis política en ALDF; 28 diputados sesionan en salón alterno

Ciudad de México.- La crisis política que se vive en la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) se agudizó. Con la presencia en el lugar de 28 diputados, los legisladores del PRD, PAN, PRI, PVEM, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano y Humanista, sesionaron esta mañana de forma alterna en el salón “Heberto Castillo” del recinto legislativo y ahí recibieron de manos del procurador Edmundo Garrido, su informe de labores. El funcionario no pudo comparecer en el Pleno, porque los diputados de esos partidos acusaron que Morena tenía tomado el salón de sesiones.

Mientras eso ocurría, en el salón del Pleno permanecían los diputados de Morena, en espera de que los demás grupos parlamentarios llegaran y pasaran lista de asistencia a fin de comenzar la sesión. La legisladora morenista Flor Ivone Morales ocupaba la presidencia de la Mesa Directiva, al argumentar que su destitución orquestada el martes por los otros partidos carecía de fundamento legal, por lo que ella era la legítima presidenta y no el legislador del Partido Verde, Fernando Zárate.



El martes anterior comenzó esta crisis política en la ALDF, derivado de la aprobación de un dictamen que permite la asignación de remanentes de participaciones federales en garantía de pago para la operación de plantas de termovalorización y biodigestión de residuos sólidos.

Ese día, entre empujones, gritos y la toma de la tribuna por parte de Morena, el resto de las bancadas destituyó a Flor Ivone Morales y nombró como sustituto al pevemista Fernando Zárate, al acusar que ella actuaba de forma facciosa para favorecer en la discusión a su grupo parlamentario. Los morenistas argumentaron que el nombramiento de Zárate fue ilegal, así como la aprobación de aquel dictamen.

Hoy, ambos bandos argumentaron tener la razón jurídica para conducir la sesión del Pleno con sus respectivos presidentes legítimos. Los de Morena llegaron temprano y aunque personal de resguardo no los dejó entrar al recinto, lograron acceder por la puerta de la cafetería y ahí subieron a la Mesa Directiva para arropar a Flor Ivone Morales.

Luego, los de Morena ocuparon sus curules y ahí esperaron el inicio de la sesión, argumentando que había condiciones para celebrar los trabajos. Rechazaron haber hecho una toma de la tribuna y señalaban, en voz de su coordinador César Cravioto, que de acuerdo con el artículo 2 de la Ley Orgánica de la ALDF sólo dos terceras partes de los asambleístas podían decidir un cambio de sede para laborar. No agregaron que ese artículo también considera parte del recinto los otros inmuebles de la Asamblea Legislativa.

Con altavoz en mano, pues no había personal que activara el equipo de sonido, la asambleísta Morales pedía a los trabajadores de la Dirección de Servicios Parlamentarios que se hiciera el llamado para el pase de lista y se dispusiera lo necesario para llevar a cabo la sesión. Nadie atendió su petición. Hizo tres veces ese llamado con el altavoz y luego citó para sesión el próximo martes 14 de noviembre, no sin antes recordarle al personal de resguardo que la integridad del recinto está a cargo de ella como presidenta.

La sede alterna

Pasaban de las 10 de la mañana cuando diputados de las otras bancadas empezaron a ingresar al salón “Heberto Castillo” del recinto de Donceles. De las oficinas de la Comisión de Gobierno bajaron en fila Fernando Zárate, así como los perredistas Elena Segura, Francis Pirín y Raúl Flores, el panista Jorge Romero, además de Nury Delia Ruiz Ovando, del Movimiento Ciudadano.

Zárate tomó asiento en el centro de la mesa de principal del salón “Heberto Castillo” y pidió a Francis Pirín, en funciones de secretaria, dar cuenta con el número de diputados para efectos de quórum. La legisladora respondió de inmediato que “hay 34 diputadas y diputados; hay quórum diputado presidente”, dijo la perredista.

En ese momento se encontraban dentro del salón 17 diputados. Los que sustentaban la lista de asistencia eran Nury Delia Ruiz, Elena Segura, Raúl Flores, Nora Arias, Francis Pirín, Fernando Zárate, Rebeca Peralta, Jorge Romero, Gabriel Corchado, Luciano Jimeno Huanosta, Gonzalo Espina, Luisa Alpizar, Andrés Atayde, Margarita Martínez, Ernesto Sánchez, Socorro Meza y Wendy González.

Zárate anunció en ese momento que ahí se realizaría la comparecencia del procurador capitalino. Fue en ese momento que Edmundo Garrido ingresó al salón acompañado de los legisladores Israel Betanzos, Leonel Luna, Armando López Velarde, Mauricio Toledo, Luis Mendoza Acevedo, Iván Texta, Xavier López Adame, Janet Hernández Sotelo, Lourdes Váldez, Miguel Ángel Abadía y Luis Alberto Chávez.

Estaba ahí también el director de Servicios Parlamentarios de la ALDF, Angelo Cerda, sobre quien pesa la advertencia de los legisladores de Morena, quienes han amenazado con presentar una denuncia penal en su contra por conducirse fuera de la legalidad y del marco institucional al no auxiliar los trabajos de la Mesa Directiva a cargo de Flor Ivone Morales.

En el salón “Heberto Castillo”, el diputado del PVEM Fernando Zárate dijo que se daba por cumplida la obligación legal por parte del procurador, de rendir su informe de labores, al recibir el documento por escrito.

Tomó la palabra después el presidente de la Comisión de Gobierno, Leonel Luna, quien de entrada ofreció una disculpa al procurador, ante la imposibilidad de celebrar la comparecencia en el Pleno, pues dijo que un grupo parlamentario tenía tomado el salón de sesiones “que desafortunadamente desconoce los procesos legislativos y desafortunadamente trata de desconocer un acto republicano como es el ejercicio de rendición de cuentas, por ello es que recibimos el informe”, dijo el también coordinador del PRD.

Edmundo Garrido devolvió la cortesía y al hacer uso del micrófono les agradeció a los diputados ahí presentes por cuidar la imagen de la Procuraduría. “Creo que en este momento las condiciones no son las idóneas, sin embargo, estamos a las órdenes de esta soberanía”, dijo el funcionario.

Fernando Zárate levantó la sesión y citó, al igual que en su momento lo hizo Flor Ivone Morales, para reunión del Pleno el próximo martes 14 de noviembre. Cuando salía, el asambleísta del PVEM dijo que ellos cumplen con la ley y deberá ser el poder judicial el que determiné quien de los dos presidentes de la Mesa Directiva es el legítimo. “El Pleno soberano ya votó”, dijo.

Cuestionado sobre la validez de la sesión celebrada en el salón “Heberto Castillo”, expuso que la decisión está respaldada en el artículo 2 de la Ley Orgánica de la ALDF. Expuso que no hay lugar a interpretaciones y aseguró que también estaba validado el quórum legal para sesionar.

Expuso que hay diferentes medidas legales para cumplir con dos principios, el de eficacia legislativa y el de representación popular verdadera, lo que implica cumplir con los derechos de los ciudadanos “y lo haremos cumplir”, sentenció. Rechazó haber dado instrucciones al personal de resguardo de la ALDF para impedir el acceso de los diputados de Morena al Pleno durante la mañana de hoy.

Empantanados en esta crisis política, César Cravioto alegaba que el recinto es el salón de sesiones. Acusó de ilegal la reunión en la que otros diputados llevaron al procurador y anunció que la bancada de Morena se reuniría con su pull de abogados para proceder jurídicamente, porque a partir de que el martes Flor Ivone Morales levantó la sesión y luego fue destituida, todo acto legislativo es ilegal.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS 2018