| 

Política

Se aferra Moreno al cargo de delegado; acudirá a tribunales internacionales

Ciudad de México.- Aunque ya fue destituido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al haber incumplido un laudo laboral, el Jefe delegacional en Venustiano Carranza, Israel Moreno, dio a conocer que solicitará licencia al cargo para enfrentar el proceso administrativo y judicial que se le sigue.

Expuso que hasta este mediodía no había sido notificado sobre la resolución del máximo tribunal, que además de destituirlo lo pone a disposición de un juez de Distrito para ser procesado por la vía penal, por lo cual aseguró que aún es el jefe delegacional de esa demarcación. Aunque reconoció que la sentencia de la SCJN es definitiva e inatacable, dijo que acudirá a tribunales internacionales para defenderse.

En conferencia de prensa que se realizó en instalaciones de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) y acompañado de diputados locales del PRD, el funcionario dijo que entre abril y julio de este año cumplió con la sentencia que le impuso el Juez Segundo de Distrito del Tribunal Federal Laboral y que lo tiene al borde de la consignación penal.

Exhibió los documentos de prueba que dan cuenta de un pago por casi 7 millones de pesos a los cuatro quejosos Felipe del Callejo Garcidueñas, Diván Edgardo Pérez Corona, David Rubio Lozano e Ignacio Enrique Soto Vázquez, por diferencias salariales y aguinaldos, mismo que se realizó el 6 de abril de 2017.

Agregó también que en su momento se cumplió con la reinstalación de los cuatro trabajadores como verificadores o inspectores, en los términos de la sentencia del juicio laboral, lo que se realizó en julio de este año.

Moreno dijo que la expedición de credenciales y otros documentos para garantizar el cumplimiento de su trabajo de esos quejosos, no es facultad de la Jefatura Delegacional, pues en 2011 se modificó la legislación y al crearse el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) se le trasladaron esas atribuciones al nuevo organismo.

Amparados en el argumento de que la Corte no los ha notificado, los diputados Leonel Luna, José Manuel Ballesteros, Raúl Flores y Elena Segura, fueron ambiguos es señalar el procedimiento que debe seguir la ALDF para cumplir con el procedimiento legislativo de remoción de Israel Moreno y designar un sustituto, así como para dar vista a la Cámara de Diputados en el juicio de procedencia que se debe seguir para desaforar a Ballesteros.

“El jefe delegacional no ha sido notificado, igual el diputado José Manuel Ballesteros; incluso el jefe delegacional dijo que está pidiendo licencia para atender el proceso administrativo como judicial que, se supone, ha iniciado la Suprema Corte, pero hasta este momento, mientras él no sea notificado sigue siendo el jefe delegacional en funciones, pero nos parece una buena decisión que él pida licencia para atender esta situación particular”, dijo Luna, al asegurar que la destitución de Moreno ya no requiere pasar por la Asamblea Legislativa.

El hoy diputado Ballesteros también fue jefe delegacional en Venustiano Carranza durante la pasada administración y por ello resultó involucrado en la sentencia de la Corte; así, el máximo tribunal lo consignó también ante un juez de Distrito.

En la conferencia, el legislador dijo que no se amparará en el fuero para defenderse del proceso administrativo y judicial que deberá enfrentar, aunque no aclaró que el fuero es una protección legal a la que no se puede renunciar y sólo se despoja del mismo por conclusión del cargo o derivado de un juicio de procedencia que se debe seguir en la Cámara de Diputados.

El asambleísta Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF y coordinador de la bancada del PRD, dijo que en el órgano legislativo harán un acompañamiento a Israel Moreno en el proceso judicial que inició en 2004, cuando los cuatro quejosos se ampararon para evitar ser removidos como verificadores de vía pública.

El diputado acusó un desconocimiento del juez Segundo de Distrito respecto a las atribuciones que tienen los jefes delegacionales y minimizó los alcances de la destitución, al subrayar que se trata de un asunto meramente administrativo. Tanto Israel Moreno como José Manuel Ballesteros rechazaron ser delincuentes.

Ballesteros especificó que desde 2007 la Oficialía Mayor del gobierno de la Ciudad era la única instancia encargada de otorgar nombramientos y expedir credenciales, sin embargo, el poder judicial determinó que era incumplimiento del delegado en Venustiano Carranza.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Política