SHCP solicita a dependencias 75% de presupuesto para afrontar consecuencias de la pandemia



Ciudad de México.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) congeló temporalmente las partidas correspondientes de materiales y suministros y servicios generales de todas las dependencias gubernamentales –las partidas 2000 y 3000- a través de un oficio firmado por la subsecretaria de Egresos, Victoria Rodríguez Ceja, y la Oficial Mayor de Hacienda, Thalía Lagunas Aragón.



Dicha congelación es temporal hasta que los órganos resuelvan de manera “urgente y categórica” el recorte del 75% presupuestal de las mencionadas partidas después del decreto presidencial –publicado en el Diario Oficial de la Federación el 23 de abril- que así lo estipula.



Según un oficio fechado el 22 de mayo y dirigido a todos los titulares de las Unidades de Administración y Finanzas, se establece que “considerando que para los capítulos 2000 y 3000 solo se podrán realizar movimientos presupuestales cuando se dé cumplimiento a la medida de austeridad señalada en el presente escrito”.



TE PUEDE INTERESAR: Revocan suspensión de obras del Tren Maya en Chiapas



De acuerdo a lo publicado en el DOF, se pide a todas las dependencias del gobierno federal no hacer uso del 75% del presupuesto disponible para el resto del año de las partidas de servicios generales y materiales y suministros.



Además, se integran otras medidas de austeridad planteadas por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, -con las que se busca hacer frente a las consecuencias derivadas de la emergencia sanitaria-.



“Una vez que los ejecutores del gasto hayan otorgado puntual observancia a la medida de austeridad establecida en el Decreto, a través de las modificaciones a sus presupuestos, respecto de la reducción del 75% de su presupuesto disponible en los capítulos de gasto 2000 y 3000, podrán ejercer los recursos remanentes con cargo a las partidas que corresponden a dichos capítulos”, se establece.



Entre los organismos que colaborarán con esta medida de austeridad son todos aquellos dependientes del Poder Ejecutivo, incluyendo los cuerpos descentralizados, órganos desconcentrados, empresas paraestatales y fideicomisos públicos, a excepción de la Secretaría de Salud, la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas.



La partida 2000, correspondiente a materiales y suministros, congrega los gastos en materiales de oficina, papelería, documentación, limpieza, productos alimenticios, construcción, químicos, farmacéuticos, combustibles, entre otras cuestiones.



Mientras tanto, la partida correspondiente a servicios generales -3000- se encarga de gastos correspondientes a gas, agua, energía eléctrica, comunicaciones, renta de inmuebles, servicios de contabilidad, auditorías, seguridad, servicios bancarios, de traslado y viáticos, y similares, de acuerdo a lo que indica el Clasificador por Objeto de Gasto para la Administración Público Federal.



La Secretaría de la Función Pública (SFP), por su parte, será el órgano encargado de verificar que se cumpla el decreto presidencial, según un oficio firmado por la titular de dicha secretaría, Irma Eréndira Sandoval, quien solicitó a Lagunas Aragón información precisa sobre los recursos disponibles del presupuesto al 15 de mayo de todas las entidades gubernamentales.



Así, Sandoval requirió a la SHCP el total de estos recortes para antes del fin del presente mes con el fin de que los funcionarios “realicen las devoluciones en los montos instruidos”.



Mario Di Costanzo, ex titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), advirtió que este recorte implicaría que las dependencias no tengan recursos para operar, hasta que no entreguen dichos recortes, por lo que “hoy está paralizado el gobierno”, tuiteó.



Di Costanzo observó algunas de las actividades que podrían verse afectadas como el reparto de leche Liconsa, la impresión de pasaportes, funcionamiento de escuelas o la protección de mexicanos en el extranjero por parte de consulados.



Ya venías de un proceso de reducción de gasto público, ya no estás cortando la grasa, sino el músculo, o sea, ya estás incidiendo sobre la productividad misma y eficiencia del gobierno. Y eso es lo grave: una cosa es que quites excesos, como ya se habían quitado, y otra cosa es que estés incidiendo en la productividad y eficiencia gubernamental”, consideró.