Romero se impone en la ALDF

Ciudad de México.- El ex jefe delegacional de Benito Juárez, Jorge Romero Herrera aseguró una curul en la séptima legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que se instalará en septiembre próximo, y se perfila como el coordinador de la bancada panista.

A sus 36 años y con una militancia de 15 años, Romero regresará al recinto de Donceles donde ya fue diputado local, pero, ahora, tiene la posibilidad de ser el líder de los 10 asambleístas del blanquiazul.
De hecho, cinco de los diputados locales electos le son afines: Luis Alberto Mendoza, quien fue su secretario particular; Margarita Martínez Fischer, ex directora general de Desarrollo Social en Benito Juárez cuando él fue delegado; Ernesto Sánchez Rodríguez, ex coordinador de asesores en la Dirección General de Coordinación de Gabinete y Proyectos Especiales de la delegación Benito Juárez con Romero al frente; Andrés Atayde y Wendy González, que entraron por la vía plurinominal, son sus incondicionales.

Más Romero, serían seis, al menos, lo que integran ese bloque.
Jorge Romero estudió Derecho por la Escuela Libre de Derecho.

Fue secretario juvenil del PAN y ha sido miembro en dos ocasiones del Comité directivo Regional en el Distrito Federal.
De 2010 a la fecha ha sido consejero nacional. En 2006 fue diputado local en la IV legislatura. Su ex pareja sentimental fue la hoy senadora Mariana Gómez del Campo.

Cuando en la jefatura delegacional de Benito Juárez, estaba Mario Palacios, Romero ocupó la dirección de Proyectos Especiales.