Refutan sindicalizados del Metro peritaje de la Fiscalía sobre choque de trenes en Tacubaya



Ciudad de México.-Integrantes del Sindicato Mexicano de Trabajadores del Metro aseguraron hoy que el choque de dos trenes en la estación Tacubaya, ocurrido hace casi un mes, no fue el resultado de un error humano por parte del conductor como lo aseguró la Fiscalía General de Justicia local, sino a la falta del mantenimiento del convoy 33 que se quedó sin frenos y una insuficiente capacitación que brinda el Sistema de Transporte Colectivo (STC) a los operadores de los trenes.



En una conferencia de prensa virtual, aseguraron que el tren número 33 no debía estar en operación, pues desde días antes de que ocurriera el percance ya presentaba fallas en su sistema de frenado. "El tren, un modelo NM83, ya tenía fallas de baja presión en su tubería de equlibriio", aseguró Eduardo Serrano, conductor de trenes del STC.



Durante la conferencia, Eduardo García, regulador; así como Jesús Urban, inspector Jefe de Estación, agregaron que el tren número 33, el cual se deslizó sin frenos desde la terminal Observatorio a la estación Tacubaya y se impactó a 51 kilómetros por hora contra otro que se encontraba estacionado en esta última, no había tenido un mantenimiento general.



Los trabajos que se hicieron a ese convoy, dijeron, fueron solo de limpieza, pero no hubo un mantenimiento profundo.



Pero también aceptaron que hubo una mala decisión, no especificaron de quien, de mantener en circulación el tren 33, incluso el día del percance, pues a pesar de las fallas evidentes que ya presentaba, el operador recibió la orden de hacer el cambio de vías en Observatorio, pues el convoy iba a dar su ultima vuelta de servicio ese día hacia la terminal Pantitlán.



Lo prudente, agregaron, es que ese tren saliera de servicio y quedara estacionado en el patio de maniobras de la estación Observatorio.



Sobre la insuficiente capacitación que reciben los operadores, acusaron que el la actual administración de Florencia Serranía ese tema se ha soslayado y ha dejado de verse con la profesionalización que el caso requiere.



Así, por ejemplo, explicaron que antes una capacitación para conductores duraba nueve meses, pero ahora es de tan sólo medio año, además de que en la lista de personas que ingresan a esos cursos se incorporan a personas bajo criterios de amiguismo y no en respeto a un verdadero escalafón o por méritos.



A inicios de esta semana, la Fiscalía capitalina dio a conocer el resultado de un peritaje donde se estableció que el choque de dos trenes en la estación Tacubaya, durante la noche del pasado 10 de marzo, fue el resultado de omisiones de operación, incurridas por el conductor y la reguladora de la línea 1 que operaba desde el Puesto Central de Control.



Además, la institución dio a conocer que a partir de esas conclusiones iniciará una denuncia penal por homicidio culposo y lesiones contra el personal responsable.



Hoy, en la conferencia del Sindicato Mexicano de Trabajadores del Metro, sus integrantes consideraron que no existen pruebas que sustenten la responsabilidad de sus compañeros y agregaron: "El que ellos caigan en el Reclusorio no va a resolver el problema".