| 

Social

Refutan Damnificados Unidos dichos de Sheinbaum. Niegan haber roto el diálogo



Ciudad de México.-Los integrantes de la organización Damnificados Unidos protagonizan ahora una guerra de declaraciones con la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, luego de que la mandataria se levantó ayer por la noche de una mesa de trabajo con los afectados reprochándoles que, mientras los atendía ellos declaraban a la prensa que no recibían atención de las autoridades locales.



“Durante la última sesión de esta mesa, y en pleno ejercicio de nuestro derecho a la libre expresión, nombramos una comisión de 10 vecinos que pudieran informar a los medios de comunicación nuestra posición frente a la auditoría realizada por el gobierno de la ciudad a las empresas que llevan a cabo la reconstrucción de nuestros hogares. Mientras tanto, más de 200 de nosotros continuamos con los trabajos en presencia de la Jefa de Gobierno”, expresaron en un comunicado.



Agregaron que durante ese mensaje a la prensa, en ningún momento dijeron que no son atendidos por el Gobierno de la Ciudad, como ella lo declaró hoy por la mañana.



En su extenso comunicado de prensa, los afectados no hicieron ninguna referencia a lo expresado esta mañana por Claudia Sheinbaum, en el sentido de que los vecinos exigieron un presupuesto público de dos millones de pesos por cada departamento, para reedificar un inmueble en la calle de Ámsterdam en la colonia Condesa, a pesar de que el límite de apoyo público es de 350 mil pesos.



Como Damnificados dijeron reconocer que la mesa en donde se destraban los conflictos que crean los funcionarios de la Ciudad es donde Claudia Sheinbaum está presente.



“También hemos visto con buenos ojos que la mandataria, a diferencia de César Cravioto (comisionado para la Reconstrucción), haya emprendido la revisión de las empresas que actúan en la reconstrucción”, expresaron.



Rechazaron así que la mandataria intente imponer un castigo a los damnificados por expresar su opinión sobre el proceso de reconstrucción y señalaron que no permitirán un intento de coartar su derecho a comunicar su posición, con la amenaza de suspender la mesa de trabajo que llevan a cabo quincenalmente con ella.



También dijeron que no dejarán de señalar errores presentes y pasados cuando ayer mismo el Gobierno de la Ciudad anunció que, mediante una auditoría se detectó que no se ha podido comprobar entre el 30% y el 80% de los recursos asignados a las empresas constructoras.



Acusaron que desde el pasado 7 de diciembre de 2018, en su primera reunión con César Cravioto el Comisionado decidió operar políticamente en los predios para tratar de fingir que todo corría con normalidad y proteger a las empresas.



“Para el 2 de mayo —fecha que la Jefa de Gobierno hizo el compromiso con Damnificados Unidos de la Ciudad de México de llamar a cuentas a las empresas constructoras, proyectistas y supervisoras de nuestros edificios— Cravioto intentó realizar asambleas a modo y simular un ejercicio de transparencia”, agregaron los Damnificados Unidos.



Señalaron que la reunión de ayer miércoles fue particularmente incómoda para Cravioto al hacerse evidente, con las visitas de obra de Claudia Sheinbaum a los predios y los primeros resultados de las auditorías, que lo informado, reclamado, y denunciado desde el año pasado por los damnificados es verdad.



“Las irregularidades son muchas y van desde falta de documentación, proyectos ejecutivos incompletos, modificaciones a los proyectos no sustentadas técnicamente hasta falta de estudios complementarios y pruebas de laboratorio sobre los materiales”, enumeraron.



Así, señalaron que no permitirán más cortinas de humo de las autoridades para distraer a la sociedad y la opinión pública de lo verdaderamente importante, que la reconstrucción está plagada de corrupción y, al día de hoy, no hay nadie —funcionario o empresa— procesado por ello.



Dijeron que el próximo miércoles 7 de agosto estarán presentes para llevar a cabo la mesa de trabajo con Claudia Sheinbaum, como cada quince días.



“Nosotros no hemos roto el diálogo porque nuestro único interés es regresar a casa con seguridad, con dignidad, sin endeudarnos, sin convertirnos en botín inmobiliario y con condiciones de habitabilidad como las teníamos antes del sismo. Esperamos a la Jefa de Gobierno en la cita habitual”, externaron.



Argumentaron que si la jefa de gobierno no se presenta a este compromiso entonces será ella quien rompa el diálogo, sentando un muy mal precedente en un gobierno que intenta estar cerca de la gente y actuar con honestidad.

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Social