Reducen obligación a desarrolladores inmobiliarios para construir vivienda popular en Corredores Urbanos



Ciudad de México.-La emergencia sanitaria por Covid-19 ha resultado benéfica para los desarrolladores inmobiliarios en los nuevos Corredores Urbanos que impulsa la administración capitalina, en contradicción a las propias estrategias gubernamentales que van orientadas a la edificación de vivienda popular o "incluyente" en esos mismos Corredores.



Este jueves 25 de junio se publicó en la Gaceta Oficial capitalina una actualización al Programa Especial de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente 2019-2024 para la Ciudad de México, suscrito por la misma jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, donde se reduce de 30 a 20 el porcentaje mínimo de "vivienda incluyente" que los desarrolladores inmobiliarios tienen como obligación construir cuando se adhieran a ese Programa de Corredores Urbanos, en tanto se mantengan las condiciones producto de la emergencia sanitaria.



La reducción en ese porcentaje de "vivienda incluyente" contradice todo el discurso que la jefa de gobierno ha pronunciado en los últimos ocho meses, respecto a la necesidad de crear proyectos que eviten el encarecimiento del suelo y de la vivienda, así como el desplazamiento de la población de menores recursos hacia la periferia de la urbe.



Incluso hoy, en el foro "Planeación para el desarrollo sustentable de la CDMX" organizado por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Sheinbaum insistió en esa narrativa y aseguró que el porcentaje de mínimo de hogares "incluyentes" en esos Corredores es de 30 por ciento, a pesar del nuevo porcentaje que aparece en la Gaceta Oficial.



El 4 de noviembre de 2019, la jefa de gobierno presentó el Programa Especial de Regeneración Urbana, con 12 Corredores Urbanos en donde los desarrolladores inmobiliarios tendrán facilidades administrativas y fiscales para el desarrollo de proyectos, bajo la condición de que en los mismos debían construir un mínimo de 30 por ciento de "vivienda incluyente", en beneficio de población de bajo poder adquisitivo. En esa presentación el plan contemplaba la producción de mil 250 viviendas incluyentes al año en los 12 corredores.



Ayer mismo, ante el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, la jefa de gobierno presumió ese plan de Regeneración Urbana como parte de una estrategia de reactivación económica, pero ya no habló de 12, sino de 11 corredores, donde estimó que en los próximos 150 días se pondrán en marcha alrededor de 54 proyectos de vivienda incluyente y de trabajadores, para generar poco más de 20 mil 299 empleos directos y alrededor de 5 mil 200 viviendas para sectores de bajos recursos.



No obstante, hoy apareció en la Gaceta Oficial capitalina la actualización al Programa Especial de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente 2019-2024.



En un artículo tercero transitorio se estableció que en tanto se mantengan las condiciones producto de la emergencia sanitaria, "será posible reducir el porcentaje total de vivienda incluyente en cada una de las modalidades y proyectos que se adhieran al programa; en todos los casos, la reducción del porcentaje no podrá significar una aportación menor al 20% del total de las viviendas producidas, como vivienda incluyente", se lee en la modificación que se publicó este jueves en la Gaceta.



Ahí también se señala, en un artículo cuarto transitorio, que en tanto se mantenga la emergencia sanitaria se llevarán a cabo las acciones necesarias para garantizar la eficiente articulación entre el Programa Especial de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente 2019-2024 para la Ciudad y el Programa de Reactivación Económica y Producción de Vivienda Incluyente, Popular y de Trabajadores en la Ciudad de México.