Reconocen autoridades que puente vehicular está en Área Natural Protegida, pero es legal, aseguran



Ciudad de México.-Las autoridades capitalinas aseguraron que en la edificación de un polémico puente vehicular en Periférico Sur y Canal Nacional, el cual enfrenta un juicio de amparo interpuesto por habitantes de la zona, se restaurará el humedal ahí existente.
Aunque reconocieron la clasificación de Área Natural Protegida del sitio, dijeron cumplir con la normatividad para la edificación de esa infraestructura que implicará el derribo o trasplante de 387 árboles.



En videoconferencia, Marina Robles, secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad, y Jesús Esteva, secretario de Obras, expusieron que la edificación de ese puente cumple con las condiciones de impacto ambiental establecidas para la zona.



Marina Robles y Jesús Esteva recordaron que el área sobre la cual se construye el puente, es un humedal artificial que se creó por parte del Sistema de Aguas cuando en la década de los 90 del siglo pasado se realizaron obras de ampliación del anillo Periférico y desde entonces sirivió como un vaso regulador valioso para la región, por lo cual se ha tomado la decisión no sólo de restaurarlo, sino de mejorarlo.



"Estamos cumpliendo normativamente. Se le dieron esas especificaciones al juez y se nos permitió continuar con la obra, que es importante en términos de comunicación porque el tráfico en la zona a veces es de más de un kilómetro de longitud y eso afecta el transporte público, con los efectos de contaminación", agregó el secretario de Obras.



El diario español El País publicó una investigación donde señaló que por tratarse de un Área Natural Protegida, su plan de manejo prohíbe para esa zona la edificación de cualquier obra de infraestructura. Además, en la publicación se expuso que el desarrollo del puente vehicular provocará el derribo de 650 árboles.



El secretario de Obras aseguró que la mayor parte del desplante del puente vehicular caerá sobre la vialidad existente, con dos brazos en forma de trenza que distribuirán la subida y bajada de autos en ambos sentidos. Entre los dos brazos de acceso y de salida del puente quedará el humedal, explicó el funcionario.



"Se le dieron esas especificaciones al juez y se nos permitió continuar con la obra, que es importante en términos de comunicación porque el tráfico en la zona a veces es de más de un kilómetro de longitud y eso afecta el transporte público, con los efectos de contaminación", destacó Esteva.



Respecto al argumento de que se trata de un Área Natural Protegida, Marina Robles reconoció esa clasificación. Explicó que sus planes de manejo definen zonas y potencialidades de uso en función de las características del terreno. Así, insistió en su dicho de que la zona de impacto será restaurada, "tan es así que el planteamiento del juez es que se continúe la obra porque se cumple las condiciones establecidas para proteger el sitio", dijo la secretaria del Medio Ambiente.



Sobre el derribo de árboles, Jesús Esteva expuso que son 387 y no 650. Agregó que a la fecha se han plantado en la zona 779 árboles y están programados otros 2 mil 400, mientras se ha realizado el trasplante al lugar de mil 100 más.



Explicó que las autoridades locales han sido muy respetuosas de los impactos ambientales no solo de esa zona sino en toda la Ciudad y ejemplo de ello es el Reto Verde, un programa por el cual se ha logrado la reforestación de casi 10 millones de árboles en dos años. Además en el Parque Ecológico de Xochimilco se han invertido 100 millones de pesos para su rehabilitación.



Marina Robles abundó sobre lo anterior al señalar que una zona de 50 hectáreas en la frontera de las alcaldías Xochimilco Tláhuac se hizo la recuperación de un predio que estaba en proceso de invasión y ahora se trabaja para reconvertirlo en un sistema de humedales.

Pelea en tribunales



Mientras las autoridades continúan con las obras, la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco mantiene su pelea legal para tratar de detener esos trabajos y por ello lucha en tribunales el seguimiento al juicio de amparo que para esa organización fue suspendido de forma arbitraria por parte del juez quinto de Distrito en Materia Administrativa Juan Carlos Rosas Guzmán Rosas.



Ese juez negó en el juicio de amparo la suspensión definitiva y por ello el proceso jurídico sigue en segunda instancia.



La obra de ese puente, por una inversión de 680 millones de pesos está a cargo de la empresa Impulsora de Desarrollo Integral SA de CV (IDINSA), la cual también acaba de obtener un contrato por adjudicación directa, de 2 mil 300 millones de pesos, para construir el trolebús elevado sobre Ermita Iztapalapa en su tramo de Santa Martha al Metro Constitución de 1917.