Reconoce Semarnat riesgo de daño a flora y fauna por puente en Xochimilco, pero se niega a intervenir



Ciudad de México.-La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del gobierno federal (Semarnat), reconoció en un oficio dirigido a vecinos de Xochimilco que dentro del área geográfica donde se construye el polémico puente vehicular de Periférico y Cuemanco hay especies de flora y fauna listadas en categoría de riesgo, pero a pesar de ello se negó a intervenir .



Por lo anterior, habitantes de la zona que se oponen al puente ingresaron una ampliación de demanda en el juicio de amparo 572/2020 que interpusieron contra la obra, solicitando que tanto la Semarnat como la Comisión Nacional del Agua (Conagua) conozcan del asunto.



“Es errónea la valoración que realiza la Dirección de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat, en el sentido de que no le corresponde a la Secretaría federal el conocimiento de la construcción del puente vehicular en Xochimilco y la respectiva autorización en materia de impacto ambiental por parte de su dependencia, en tanto que en el mismo oficio se reconoce la existencia de especies protegidas por la NOM-059-SEMARNAT-2010, motivo que acreditaría la competencia de la SEMARNAT, de acuerdo a lo que se expondrá a continuación”, expusieron los ciudadanos ante el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa de la CDMX.



El pasado 5 de octubre los vecinos solicitaron por escrito a la Semarnat su inmediata intervención para determinar la inviabilidad ambiental del puente que se edifica en Periférico y Cuemanco, pues ha dañado un humedal de importancia ambiental a nivel internacional.



A través del director general de Impacto y Riesgo Ambiental, Juan Manuel Torres Burgos, la dependencia federal emitió un análisis técnico donde identifica especies de flora y fauna en categoría de riesgo por la construcción del puente, como el ajolote, ranas, serpiente, lagartos, distintos tipos de aves, así como cedros, colorines, ninfas y arces.



Además, aceptó que se carece de información sobre los programas de mitigación de los impactos generados en acciones de restauración y programas de conservación para los principales tipos de vegetación del Área Natural Protegida “ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco.



La Semarnat también concluyó que se minimiza el grado de conservación del área del proyecto y se subestiman las afectaciones reales que tendrá al no considerar y analizar los componentes bióticos y ecológicos circundantes.



“Existe un sesgo en cuanto a la delimitación de un área de influencia, la cual no se logra identificar con claridad y los radios de afectación por las maniobras del proyecto. No se muestra un análisis que proyecte y contemple todas aquellas especies susceptibles a la contaminación acústica, emisión de partículas, la alteración del uso del hábitat, disponibilidad de recursos, entre otras”, señaló la dependencia federal.



Aun así, señaló que el proyecto tiene autorización en materia de impacto ambiental por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y esa es la autoridad facultada para ello,



Una de las respuestas que llaman la atención en este oficio dirigido a los vecinos es que, de acuerdo con la Semarnat, el proyecto del puente vehicular “se ubica fuera de los polígonos de los humedales” y así determinó que no le aplican la Ley General de Equilibrio Ecológico ni el Reglamento en Materia de Evaluación del Impacto Ambiental, y por lo tanto su ejecución no requiere de la autorización de impacto ambiental que emite la Semarnat.



A pesar de ello, el juicio de amparo sigue y la obra está detenida en la parte donde el juez determinó que sí afecta el Área Natural Protegida.



Hoy, los vecinos de Xochimilco tomaron y suspendieron simbólicamente la obra. Colocaron lonas y sellos en las columnas y maquinaria. Realizaron también una manifestación en el sitio, conmemorando con ello el 106 aniversario del encuentro de Emiliano Zapata y Francisco Villa en Xochimilco.