Recomiendan expertos no reabrir ningún tramo de la L12, ni siquiera estaciones subterráneas

Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

Ciudad de México.- Especialistas en transporte le recomendaron al gobierno de Claudia Sheinbaum no reabrir al público el tramo subterráneo de la línea 12 del Metro, de Mixcoac a Atlalilco, pues no se cuenta con condiciones para brindar mantenimiento a los trenes, pues el acceso a los talleres ubicados en la terminal de Tláhuac es en estos momentos imposible debido a la trabe faltante que colapsó el 3 de mayo.

Además, los expertos identificaron en la parte elevada de la Línea 12 una serie de deficiencias grado B, que requieren mayor estudio pues podrían representar un riesgo para los usuarios y la operación de ese medio de transporte.

EL TRAMO ELEVADO

Las deficiencias en la parte elevada son la existencia de soldaduras al centro del claro, donde la trabe registra más carga al paso del tren y por ello representa una práctica de construcción poco cuestionable; la separación insuficiente de vigas -entre ellas y respecto a los cabezales-; además de fisuras en columnas, trabes y cabezales, respecto a las cuales se desconoce si son fallas de origen o surgieron a raíz del sismo de 2017.

También se detectaron elementos de apoyo deformados o con apoyo parcial (neopreno), diafragmas colocados deficientemente o en algunos casos inexistentes, así como inconsistencias por atiesadores horizontales en trabes más cortas que en otras zonas.

Se trata de al menos 12 deficiencias de grado B que requieren un segundo nivel de evaluación y que forman parte de un informe de inspección física y ocular del tramo elevado de la “línea dorada” que fue elaborado por el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM).

De acuerdo con el informe, en la parte elevada de la línea hay cuando menos cinco situaciones de cuidado prioritario que requieren una atención inmediata. 

Se trata de una revisión amplia de una separación existente entre el puente vehicular de Periférico y las columnas del viaducto elevado del Metro, la reparación de fisuras en columnas, la reparación de fisuras en tabletas presforzadas con alto y abundante nivel de filtraciones de agua, la reparación de cabezales dañados por el trabajo de los topes sísmicos y la revisión del refuerzo realizado en el tramo cercano a la estación Nopalera.

Por todo ello, al presentar los resultados de este informe, el coordinador de Comité Técnico de Seguridad Estructural del CICM, Bernardo Gómez González, recomendó no reiniciar la operación del tramo elevado de la Línea 12, hasta que se lleve a cabo una revisión detallada nivel 2 e incluso nivel 3, y se obtenga un informe de vulnerabilidades correspondiente.

El especialista también recomendó al gobierno de Sheinbaum iniciar la elaboración de un proyecto de reforzamiento y rehabilitación que solucione las deficiencias identificadas, así como las vulnerabilidades que requieren atención inmediata.

EL TÚNEL

La situación estructural del túnel es menos riesgosa, pues los mayores problemas son filtraciones, goteos y escurrimientos de agua, sobre todo en un tramo de 1.1 kilómetros en la zona de Mixcoac que se excavó con un “método convencional” y no con tuneladora. 

Con lo anterior, el especialista en túneles Francisco Suárez Fino, dio lectura a las conclusiones dentro del informe preliminar sobre las vulnerabilidades geotécnicas y estructurales existentes en los 8.5 kilómetros del túnel que forman parte de la Línea 12.

“El tramo de túnel de la Línea 12 del Metro no presenta daños estructurales ni deformaciones que pongan en riesgo su estabilidad; los principales problemas que presenta son debido a filtraciones en tramos bien identificados que con un adecuado tratamiento un eficiente sistema de captación y conducción de agua se resuelve, por tanto, el túnel podría ser reabierto en un corto plazo”, explicó el experto del CICM.

No obstante, agregó que por cuestiones operativas y de mantenimiento intensivo que requieren las vías y los trenes de la Línea 12, lo cual debe llevarse a cabo en los talleres de Tláhuac para cumplir con los niveles de calidad requeridos, no es posible reabrir el tramo en túnel hasta que se repare la sección colapsada.

Suárez Fino detalló que en esta última conclusión estuvieron de acuerdo los integrantes de una mesa técnica conformada por el Instituto Mexicano del Transporte, expertos del Sistema de Transporte Colectivo, personal del Sindicato del Metro, autoridades de la Secretaría de Obras, del Instituto para la Seguridad de las Construcciones y especialistas del Colegio de Ingenieros Civiles de México.

Las recomendaciones de los especialistas para el tramo subterráneo fue realizar una revisión exhaustiva del sistema de drenaje y desagüe del túnel, así como efectuar un proyecto para solucionar el problema de filtraciones.

Síguenos en Google News

Reportero en Capital CDMX
¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.