| 

Transición 2018

Rechaza Sheinbaum injerencia de IP en procesos para abasto de agua, como en detección de fugas

Ciudad de México.-En medio del mega recorte de agua que afecta a la capital del país y que puede extenderse 40 horas más, la jefa de Gobierno electa Claudia Sheinbaum rechazó la posibilidad de que la iniciativa privada pueda participar en el proceso de abasto del vital líquido, aunque se trate de proyectos para la detección de fugas.

Todo eso lo puede hacer el Sistema de Aguas de la CDMX (Sacmex) sin la ayuda de privados, enfatizó Sheinbaum durante una entrevista en su casa de transición.

Reiteró lo dicho desde la campaña electoral, cuando se comprometió a crear un grupo de atención a las fugas de agua, con 250 cuadrillas especializadas y equipadas para atender los problemas en la red.

Reiteró que su administración se enfocará en mejorar la distribución, controlar las fugas y proteger el suelo de conservación.

Recordó que la iniciativa privada ya participa, pero en esquemas específicos de obra pública, no en concesiones.

Cuestionada sobre si una estrategia puede ser el cambio e instalación de nuevos medidores, la mandataria electa dijo que para su gobierno lo más importante es la macromedición no la micromedición en hogares.

Esa macromedición permitirá tener el control de los caudales que llegan del Cutzamala, cuánta se queda en sus derivaciones, cuánto líquido produce cada pozo o las presiones en la red de distribución primaria.

“A eso le invertiremos una parte importante, a la macromedición, la otra parte tiene que ver con echar a andar proyectos ejecutivos de sectorización en las distintas alcaldías, el control de fugas y luego el drenaje y saneamiento”, dijo.

Se le preguntó si incorporar a empresas privadas para auxiliar en la medición sería privatizar. “Sí, en realidad lo vamos a hacer a través de un sistema público. En todo caso se contratan a empresas que nos ayuden a instalar, pero no a la operación, esa debe ser pública”, expuso.

La caravana migrante

En otro tema, Claudia Sheinbaum se refirió a la caravana migrante. Expuso que si bien hay pobreza, desigualdad y muchas carencias en la capital del país, no por ello hay que cerrar los ojos y desatender a los centroamericanos que están arribando a la capital del país.

“Estoy convencida que es un asunto de ayuda humanitaria y esa es obligación como personas, que la tenemos que dar y como gobierno también”, expresó, al recordar la situación de los migrantes mexicanos en Estados Unidos.

Apeló a la solidaridad de los capitalinos para atender a los miles de hondureños que han dejado su país por las condiciones de inseguridad en las que viven.

Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Transición 2018