Realizan documental de sacerdotes asesinados en México, sin apoyo de la Iglesia



Ciudad de México.- El documental “Tragedia y Crisol del Sacerdocio en México” tiene como hipótesis que los asesinatos de los sacerdotes en el país son para desestabilizar a la comunidad y crear la violencia, el terror y la corrupción.



Al frente de la producción está el religioso Paulino Omar Sotelo, director del Centro Católico Mundial (CCM), quien durante varios años ha documentado las agresiones a los sacerdotes y personal de pastoral, quienes han sido asesinados, desaparecidos, secuestrados y extorsionados.



El documental se realizó sin el apoyo de la jerarquía católica mexicana, algunos de los obispos no respaldan éste trabajo y tampoco consideran que los sacerdotes son asesinados por ser un estabilizador social de sus comunidades, han señalado que son víctimas de la inseguridad que se vive en el país desde hace más dos décadas.



Los recursos para su realización fueron otorgados por una productora argentina que seleccionó tres proyectos de 40 y la elaboración del documental (guion, entrevistas) se realizó en nueve meses.



Antes de ser presentado en México el 1de abril en la Cámara de Diputados, ya se distribuye en Argentina, Perú, Ecuador, Brasil y Panamá, posteriormente, en el resto de los países de América Latina, la expectativa es cubrir a 50 millones de personas.





El documental, tiene como principal línea analizar la situación de violencia que hay en el país y de la que millones de mexicanos han sido víctimas, no sólo los sacerdotes.



México durante los últimos 10 años ha sido uno de los países en donde más religiosos han sido asesinados pese a que no hay guerra y es altamente católico.



Para el sacerdote Omar Sotelo el principal análisis del documental “es que el sacerdote como un estabilizador social es atacado, eliminado para desestabilizar a una comunidad parroquial y con eso sembrar una semilla del silencio y donde germinará una cultura del terror, de la violencia y de la corrupción”.



El informe de la CCM de diciembre del 2018, señala que del 2006 y 2012 fueron asesinados 17 sacerdotes. Y entre los años 2012 al 2018 el número aumento a 26.



De acuerdo a la investigación del CCM en más del 90 por ciento de los expedientes de esos asesinatos y de las desapariciones no hay avances. Y los obispos no presionan a las autoridades ministeriales para que se activen las pesquisas.



Es un tema en el que la Conferencia del Episcopado Mexicano sólo ha elaborado una serie de recomendaciones para que los sacerdotes establezcan acciones y se cuiden en su labor pastoral. El nuncio apostólico Franco Coppola ha manifestado un interés en conocer el informe del CCM, que se entregó al Papa Francisco, pero del cual no existe respuesta.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.