Reabre la CEM debate de aborto en México



Ciudad de México.- El tema del aborto enfrenta una vez a la jerarquía católica y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Los obispos advierten que la “práctica irrestricta del aborto no constituye una solución real y de fondo al foco rojo de violencia sexual en contra de la mujer”.



El pasado 5 de agosto, la SCJN desechó dos proyectos por los que se estimaban procedentes las controversias constitucionales 53/2016 y 45/2016 promovidas, respectivamente, por el Poder Ejecutivo de Baja California y por el Poder Legislativo de Aguascalientes, en contra del Ejecutivo Federal, demandando la invalidez de la “Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-190-SSA1-1999, Prestación de servicios de salud. Criterios para la atención médica de la violencia familiar, a fin de quedar como NOM-046-SSA2-2005”.



La NOM-046, consideró la Conferencia del Episcopado Mexicano, “al ampliar los criterios para brindar acceso al aborto a las mujeres víctimas de violación y excluir la obligación de la denuncia o querella previa, y la autorización de la autoridad competente, abrió un camino de graves consecuencias, pues promueve la impunidad en favor del agresor y permite que la víctima se reincorpore al ámbito en el que sufrió la violación, con el altísimo riesgo de ser re-victimizada”.



Más grave aún, la NOM-046 “puede constituir un mecanismo facilitador para que los agresores sexuales coaccionen a las víctimas para que soliciten la práctica del aborto y –con ello– evadan las consecuencias previstas en la legislación penal vigente”.



Y advierten los obispos que “no pretenden imponer un concepto religioso sobre la vida y la dignidad del embrión, sino el sumarnos a la garantía de respeto al derecho humano a la vida, que debe ser tutelado por un gobierno respetuoso de los derechos humanos”.



Al solicitar a las autoridades que opten por la protección integral de las niñas y mujeres víctimas de violencia sexual, reconocieron que “no i los gobiernos ni la sociedad en su conjunto hemos podido abordar y superar este mal en su raíz…”



Los obispos de diferentes diócesis del país de inmediato salieron a defender la vida desde la concepción.



¿Será que la jerarquía católica pretende retomar este tema con un presidente como Andrés Manuel López Obrador que se declara cristiano?

Fallece cardenal Sergio Obeso



El cardenal Sergio Obeso Rivera falleció el 11 de agosto a los 86 años de edad, fue un hombre sencillo, austero, siempre atento a las realidades sociales de México, se convirtió en uno de los principales liderazgos de la jerarquía católica. Razón por la que ocupó tres veces la presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).



Además, participó en las negociaciones de paz de los Acuerdos de San Andrés. Y se opuso al nuncio Girolamo Prigione que pretendía utilizar a la CEM para sus intereses.



Se le recuerda como un pastor dialogante y político, bajo su mandado el Episcopado elaboró la carta “Del Encuentro con Jesucristo a la realidad con todos” en el 2000, texto donde se reconoce que en el país se necesitaba una alternancia en el poder, meses antes de que Vicente Fox fuera elegido Presidente.



Pese a su gran trayectoria en el ámbito político y social de la iglesia, el cardenal Sergio Obeso, en el 2002 en los tiempos en que las denuncias de los abusos sexuales de sacerdotes a menores se daban a conocer como una avalancha en varios países como en Estados Unidos, cuando se le preguntó durante la LXXIII Asamblea Plenaria de la CEM sobre este tema, dio una respuesta que impacto, por venir de un líder espiritual como él.



“La ropa sucia se lava en casa”, dijo y después corrigió al afirmar que estos hechos "nos llaman a una mayor exigencia o discernimiento para que no se repitan casos tan bochornosos para la Iglesia".



Está fue su última conferencia de prensa ante medios nacionales en el marco de una Asamblea Plenaria de la CEM.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.