Proponen retiro de cableado aéreo en la CDMX. Implica un nuevo trámite: la Licencia de Soterramiento



Ciudad de México.-La CDMX se prepara para vivir un cambio de paradigma en materia de infraestructura pública, ordenamiento e imagen urbana, pues al Congreso capitalino llegó una iniciativa de Ley que plantea el retiro de tendidos aéreos y ahora instalarlos en el subsuelo. Lo anterior implicará la creación de un nuevo trámite para obtener la Licencia de Soterramiento de Infraestructura.



Esta propuesta forma parte de una iniciativa que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum remitió hoy al Congreso capitalino, para crear la Ley para el Retiro de la Infraestructura Aérea y para el Uso y Aprovechamiento del Subsuelo de la Ciudad de México.



En el documento, la mandataria propone la creación de esa licencia de Soterramiento, la cual servirá para la realización de obras relativas a efectuar la instalación, reparación, modificación y ordenamiento de la infraestructura en el subsuelo, la cual se tramitará a través de la Ventanilla Única Digital de Trámites para la Intervención del Subsuelo, con la finalidad de estandarizar los múltiples procesos que actualmente implica el despliegue de infraestructura vía subterránea.



En la exposición de motivos de la iniciativa, se señala que la CDMX se caracteriza por su belleza y potencial turístico, pero un factor negativo es la exposición de líneas aéreas para prestación de servicios estratégicos y sistemas prioritarios como son los de electricidad y de telecomunicaciones.



“La implementación de instalaciones subterráneas en la Ciudad mejorará las condiciones de los servicios y garantizará mayor seguridad, mitigando los peligros existentes a los que se expone la ciudadanía”, se argumenta en la iniciativa, donde se plantea el soterramiento de infraestructura como una opción segura para reducir afectaciones en el suministro de servicios y generará una mejora cuantiosa para la imagen urbana.



Se agrega que la Ciudad no cuenta con una estrategia para el uso y el aprovechamiento del subsuelo, por lo cual se propone la creación de una Comisión Intersectorial con atribuciones para establecer directrices y mecanismos, coordinación, además de fungir como órgano de consulta.



De acuerdo con esta exposición de motivos, el universo del problema subyace en la regulación de la infraestructura de telecomunicaciones en las mil 999 colonias de las 16 alcaldías.



Ahí se plantean dos escenarios para que la política de inmersión de infraestructura se implemente. El primer escenario contempla una etapa de transición, con el traslado del cableado aéreo al subterráneo y se establece la política pública de leyes, reglamentos y procedimientos, para que toda nueva obra de telecomunicaciones y de electricidad sea implementada únicamente en el subsuelo.



Un segundo momento sería la etapa de mantenimiento, con el traslado ya de la infraestructura al subsuelo y se calendarizarán las colonias que podrán ser impactadas periódicamente para la actualización y mantenimiento de la infraestructura instalada y para la entrada de nuevos usuarios del subsuelo.



Esta iniciativa contempla 84 artículos y 11 transitorios donde se establecen plazos para autoridades, así como para usuarios públicos y privados.



Así, por ejemplo, las autoridades tendrán 180 días naturales para la implementación de una Plataforma de Planeación del Subsuelo y de la Infraestructura Aérea, que permita gestionar los datos e información de la infraestructura instalada en el espacio aéreo, para su progresivo y planeado retiro, así como para su despliegue en el subsuelo de manera ordenada.



La elaboración de un Plan General de Retiro de la Infraestructura Aérea y del Uso y Aprovechamiento del Subsuelo de la Ciudad de México deberá tenerse también en un plazo de 180 días a partir de la entrada en vigor de la ley.