Proponen Ley Anti-Orta; exigen controles de confianza más estrictos en la policía de la CDMX



Ciudad de México.- Para evitar desenlaces legales como sucedió con la designación de Jesús Orta en la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) en la Ciudad de México (CDMX), el Partido Acción Nacional (PAN) propuso el día de hoy una iniciativa que obliga a las áreas de Seguridad aplicar procesos de evaluación de control de confianza a sus funcionarios, así como filtros para saber si han consumido sustancias psicotrópicas, estupefacientes u otras que produzcan efectos similares.



La legislación presentada este miércoles en la Comisión Permanente, tiene como finalidad el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad y de rescate en la CDMX, además de las tareas de capacitación de personal y renovación de tecnología para la seguridad pública, tendientes a la prevención del delito.



“Que policías, mandos y operadores del C5 tengan una formación y capacitación base para el correcto y adecuado desempeño de sus funciones, en donde los ciudadanos puedan sentirse más seguros”.



TE PUEDE INTERESAR: Investigación contra Jesús Orta pone bajo sospecha renta de patrullas para la SSC CDMX



Entre los apartados de la iniciativa, se establece que ninguna persona podrá ingresar a la SSC con expedientes de investigación, suspensión o inhabilitación, ni haber sido destituido por resolución firme como servidor público.



Otro de los objetivos, es que dentro de las modificaciones que la Secretaría realice al presupuesto para los Centros de Control, Comando Computo y Comunicaciones, deberá mantener una constante de tal manera que en ningún momento la asignación sea menor al año fiscal anterior.



En el caso del equipo tendiente a cumplir con las funciones de la policía, a los que refiere el artículo 10 de la presente Ley, tenga que ser renovado y no se atienda a dicha obligación, el servidor público responsable recurrirá en una falta administrativa.



“Pensar en una omisión en la capacitación a nuestros cuerpos policiales, a nuestros cuerpos de seguridad pública; a las y los operadores y operadoras de nuestros Centros de Comando, representa una sanción y los ciudadanos cada día exigen más de sus autoridades”.