Promulgan la Ley Sheinbaum. Entra en vigor mañana



Ciudad de México.-Este lunes 22 de junio se publicaron en la Gaceta Oficial capitalina las reformas a la Ley de Austeridad, también conocidas como Ley Sheinbaum, que le otorgan facultades amplias a la jefa de gobierno para disponer de forma discrecional del presupuesto de la Ciudad cuando se enfrente un desastre natural o una emergencia sanitaria sin la necesidad de pedirle opinión al Congreso capitalino.



Con la publicación de este decreto se cumple el requisito de su promulgación y entrará en vigor a partir de este martes 23.



La Ley Sheinbaum contempla la adición de un artículo 23 Bis en la Ley de Austeridad de la CDMX, donde se establece que la jefa de gobierno podrá aplicar medidas de disciplina y equilibrio presupuestario tanto en alcaldías, como dependencias y órganos desconcentrados, pero únicamente durante el ejercicio fiscal en el que duren los supuestos de emergencia sanitaria o de desastre natural. Esos ajustes no impactarán los recursos asignados a programas sociales.



Tal y como quedó redactada el artículo 23 Bis, se ordena a las Dependencias, Órganos Desconcentrados, Alcaldías y Entidades llevar a cabo las reducciones a su presupuesto de egresos en los rubros de gasto que no constituyan un subsidio entregado directamente a la población. Se les advierte que en caso de no hacerlo, la Secretaría de Finanzas estará facultada para realizar las adecuaciones necesarias.



Esa misma imposición se establece también que para el caso de los Poderes Legislativo, Judicial y los Órganos Autónomos, pues estos se deberán coordinar con la Secretaría de Finanzas para que aprueben, en un plazo máximo de 10 días naturales, las adecuaciones a su presupuesto.



Se les señala que en caso de que no realizar las adecuaciones a sus presupuestos o no resulten suficientes, la jefa de gobierno enviará a Congreso local una iniciativa con el monto a reducir en el Decreto de Presupuesto de Egresos, para que el órgano legislativo discuta y, en su caso, apruebe o modifique en un plazo máximo de 15 días hábiles a partir del día siguiente al de su recepción.



El dictamen modifica el artículo 88 de la Ley de Austeridad. Hasta antes de esta reforma se establecía que la jefa de gobierno podía modificar de forma unilateral únicamente hasta un 10 por ciento del Presupuesto de Egresos anual. Cuando se rebasaba ese porcentaje estaba obligada a solicitar la opinión del Congreso de la Ciudad para que el órgano Legislativo manifestara lo conducente.



Sin embargo, y esto es la parte sustancial de esa reforma, se adicionó un párrafo al artículo 88, para establecer que la obligación de Sheinbaum a solicitar la opinión de los diputados no será aplicable cuando se trate de una emergencia sanitaria o desastre natural, en cuyo supuesto la mandataria podrá modificar el contenido orgánico y financiero de dependencias, alcaldías y órganos desconcentrados, pero solo durante el ejercicio fiscal en el que dure la contingencia.



Hoy, en videoconferencia de prensa y al hablar sobre esa reforma, Claudia Sheinbaum dijo que los criterios para determinar si son suficientes los ajustes en órganos autónomos y alcaldías se tomarán a partir de un balance entre los ingresos y los egresos, pero aseguró que el mayor esfuerzo de disciplina financiera se tomará en el gobierno central



"Ese es el mayor esfuerzo presupuestario que vamos a hacer y de los demás, es un porcentaje asociado a este balance y ya, repito, yo no creo que tengamos que llegar a una situación de recortar el presupuesto de manera forzosa, sino que realmente ha habido mucha cooperación de todos los organismos y apelamos a la solidaridad y al entendimiento de la situación que estamos viviendo", expresó la mandataria.



De acuerdo con lo que ha dicho la jefa de gobierno en otras conferencias, será la próxima semana cuando envíe al Congreso local un informe sobre el ajuste de los ingresos y egresos que ha realizado hasta ahora para atender la emergencia sanitaria.



También dijo que será hasta la próxima semana cuando finalmente presente el programa de reactivación económica de la Ciudad, algo que ha anunciado desde finales de mayo.