Presenta PAN iniciativa de Ley Orgánica de la futura Fiscalía de Justicia local



Ciudad de México.-Al presentar la Iniciativa de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, el Vicecoordinador de del Grupo Parlamentario del PAN en el Congreso de la CDMX, Christian von Roehrich indicó que dicha propuesta tiene un objetivo claro, “construir una institución fuerte, regresar la confianza a la ciudadanía sobre las instituciones en materia de procuración de justicia, acabar con la cifra negra de los delitos que no se denuncian, disminuir la incidencia delictiva y sobre todo proteger, procurar y asistir a la víctima”



El diputado panista destacó que de acuerdo al INEGI “el 47% de la población desconfía de las instituciones, el 17.4% no denuncia porque le tiene desconfianza a la autoridad, provocando que menos del 7% de los delitos sean denunciados dejando así una cuantiosa cifra negra, en la cual o no pasó nada, o no se continuó con la investigación.



Christian von señaló que a pesar del colapso que vive la procuración de justicia, no todo está perdido, ya que con el surgimiento de la Constitución local, “estamos ante una transición importante, en la que se prevé la creación de órganos dotados de autonomía, como es el caso de la Fiscalía General, la cual será un organismo público totalmente autónomo, en el que se delegará la investigación de los delitos, el ejercicio de la acción penal y la lucha contra la corrupción que cuente con un servicio de carrera que permita tener personal capacitado, identificado y eficiente.”



Esta propuesta incluye de manera general los seguimientos elementos:



• Las facultades de la Fiscalía son las señaladas en la Constitución local, se contemplan elementos de coordinación con cuerpos de seguridad pública y prevención del delito; también se encuentran las relacionadas con delitos de alto impacto, la participación ciudadana y lo concerniente a la atención a víctimas y ofendidos, haciendo hincapié en la perspectiva de los derechos humanos en todo momento de la actuación ministerial.



• El Plan de Política Criminal debe incluir indicadores de seguimiento a los resultados de la Fiscalía desde la recepción de la denuncia hasta las sentencias condenatorias obtenidas en caso de que el asunto llegue a juicio; atendiendo a que no todos los casos pueden ni deben llegar a juicio oral, para ponderar los MASC.



• Están presentes las áreas necesarias a fin de contar con los procesos cubiertos, creando coordinaciones, de tal modo que, desde la nomenclatura, aseguraran la dirección de la persona que ocupe la titularidad de la Fiscalía.



• Se mantiene la regionalización de fiscalías a través de una coordinación para dar atención adecuada a todas las zonas de una ciudad tan grande como la nuestra.



• Se establecen las Fiscalías especializadas que mandata la Constitución Local, se constituye una coordinación de fiscalías especializadas que permita crear las necesarias atendiendo a los índices delictivos y a la atención particularizada dependiendo de los supuestos.



• Se enlistan las fiscalías especializadas que se deben crear como mínimo, destacando la de la atención a la violencia de género como un fenómeno global que no sólo aborde el feminicidio, ya que la violencia contra la mujer es mucho más amplia y compleja.



• Se contemplan los servicios periciales como una coordinación atendiendo a la necesidad de contar con una investigación científica para tener casos más sólidos.



• Se eleva a coordinación general los Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias, para depurar el sistema y para hacer que los índices de impunidad se reduzcan propiciando que la ciudadanía se sienta atendida.



• Se mantiene la visitaduría y se crea la unidad de ética para atacar la corrupción desde la prevención informada para el personal de la institución.



• Con el Servicio de Carrera se otorga estabilidad al empleo y formación permanente para que las capacidades ministeriales y de derechos humanos permitan mejor atención ciudadana y mejores resultados.



• En el régimen transitorio se establece de forma detallada los plazos específicos y acciones claras a implementar para contar con una transición ordenada y cumpla con todos los elementos que nos planeamos en un inicio para esta compleja transición.



• Se aborda desde los aspectos del cambio de estructura orgánica, hasta el plazo para la presentación del plan de política criminal y persecución penal, así como los nombramientos, los recursos materiales, compromisos financieros y el tránsito del personal a la nueva Fiscalía.



• Se prevé un momento de análisis y revisión del proceso y de la normatividad que se expida, las instancias involucradas determinarán la pertinencia del marco legal y de sus resultados con la posibilidad de redefinir la estrategia si es necesario.



• Se integra la Unidad de Implementación del Proceso de Transición, que coordinará la implementación y evaluación del Plan Estratégico de Transición y que se extinguirá al cabo de 4 años a partir de iniciado el proceso de transición.



• Se crea la Unidad de Liquidación de Casos y Abatimiento al Rezago, que diseñará un plan para que, en 12 meses, se abata el rezago de las averiguaciones previas y procesos del sistema tradicional, así como de las Carpetas de Investigación que tengan más de 2 años sin ser concluidas, y se extingue al cabo de 2 años.



Finalmente von Roehrich agregó que elaborar una Ley Orgánica muy específica en un momento de transición, puede volverse una camisa de fuerza para la Fiscalía, por lo que se propone generar un marco referencial claro, firme y con alcances bien desarrollados, sin caer en particularidades que son propias de los reglamentos.