Presenta Morena otra iniciativa contra productos chatarra. Prohíbe bebidas azucaradas a menores



Ciudad de México.-Dentro de la bancada de Morena en el Congreso local toma fuerza la intención de modificar el marco legal para combatir la comida chatarra y sancionar su venta entre menores de edad.



La diputada local morenista Paula Soto presentó hoy ante el Pleno del órgano legislativo una iniciativa de reforma a diversas leyes que, en su punto medular, prohíbe la venta, donación, suministro, regalo o distribución de bebidas azucaradas procesadas a menores de edad, aún en compañía de sus madres, padres o tutores en restaurantes, establecimientos de hospedaje, clubes privados y los establecimientos mercantiles de impacto zonal en donde se vendan o distribuyan estos productos y que permitan el acceso a menores.



De acuerdo con la legisladora, esta propuesta tiene el objetivo de prevenir y abatir la obesidad y sobre peso, por lo que también se obliga a los establecimientos señalados contar con menús infantiles sanos y nutritivos.



La propuesta de Paula Soto, que también apoya su compañera de bancada Valentina Batres, modifica las leyes de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes; de Salud; de Educación, y de Establecimientos Mercantiles. Se suma a otras propuestas contra la comida chatarra que impulsan otros diputados de Morena, como Nazario Norberto Sánchez y Miguel Macedo.



La iniciativa de Paula Soto señala la obligación a establecimientos mercantiles en donde se vendan abarrotes y comestibles en general, de elaboración y venta de pan y de venta de alimentos preparados, a colocar pictogramas o imágenes de advertencia, elaborados por la Secretaría de Salud Local, que muestren los efectos nocivos del consumo de los productos altos en ingredientes que contribuyen al sobrepeso. Los mensajes deben ir dirigidos tanto a las y los menores, como a sus madres, padres o tutores.



En las escuelas, institutos y colegios, así como instituciones educativas en general, se deberá fomentar el desarrollo de huertos urbanos a efecto de crear plataformas de aprendizaje que inviten a descubrir y probar alimentos saludables. Además, deberán enseñar a cultivar frutas y verduras, a desarrollar el espíritu de trabajo en equipo y enseñar a valorar el trabajo de quienes producen los alimentos.



La Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación deberán colaborar con las escuelas a efecto de focalizar a menores que requieren atención especial y orientar a las madres, padres o tutores respecto a la importancia de adoptar una dieta sana, nutritiva y balanceada, y acompañarla en todo momento de una actividad física.



Durante la presentación de la iniciativa, Paula Soto destacó que según la UNICEF, una de cada tres niñas y niños menores de 5 años padece desnutrición o sobrepeso, es decir, aproximadamente 200 millones de niñas y niños viven todos los días con una bomba de tiempo.



Recordó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2018, tres de cada cuatro personas en México viven con obesidad y sobrepeso. Aunado a ello, la Ciudad de México es actualmente una de las entidades con mayor índice de diabetes en personas con 20 años en adelante.



“A pesar de que es indignante saber que en nuestro país una de cada tres niñas y niños de entre 6 y 11 años sufren de sobrepeso y obesidad y están en riesgo de padecer diabetes, hipertensión y otras enfermedades crónicas y degenerativas, no solamente tendríamos que indignarnos sino que deberíamos preocuparnos y tomar acciones inmediatas para salvar a nuestras niñas y niños antes de que sea demasiado tarde”, expuso la legisladora.



Subrayó que los productos chatarra, además de su muy bajo nivel nutricional, ponen en riesgo la salud, pero han adquirido popularidad debido a una gran cantidad de publicidad de la que han gozado, aunado al desconocimiento de la población respecto a los efectos nocivos que producen este tipo de alimentos.



Agregó que lamentablemente las bebidas azucaradas y los productos con alto contenido de sal, azúcar y grasas, así como otros alimentos chatarra, se encuentran al alcance de nuestras niñas, niños y adolescentes. Estos alimentos siguen siendo muy populares, especialmente entre la niñez y la juventud, pese a que ni siquiera representan la opción alimenticia más económica.



Por separado, la diputada América Rangel Lorenzana, de la fracción parlamentaria del PAN, presentó una iniciativa para reformar diversas disposiciones de la Ley de Salud del Distrito Federal y la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de México, la cual también fue turnada a la Comisión de Salud.



Durante la sesión, el diputado Nazario Norberto Sánchez, integrante del grupo parlamentario de MORENA, presentó una iniciativa para adicionar una fracción XXXIII a la Ley de Impuesto Sobre la Renta, y adicionar el artículo 115 Bis a la Ley General de Salud, en materia de prohibición de donaciones por comida chatarra; la cual fue turnada a las comisiones unidas de Hacienda y de Salud.