| 

Sustentabilidad

Por inseguridad, empresa de motopatines retira sus scooters de las calles



Ciudad de México.-La inseguridad pegó a los servicios de movilidad como los motopatines, pues debido al constante robo de sus unidades la empresa Grin decidió retirar sus scooters de la capital del país.



En un comunicado que difundió hoy en sus redes sociales, la compañía anunció lo que describió como “una pausa en las operaciones”, por lo que a partir de hoy y hasta nuevo aviso no habrá motopatines de Grin en las calles de la Ciudad.



El comunicado está firmado por Santiago Jiménez, gerente general de Grin México, quien detalló que durante la pausa el personal de la empresa hará ajustes para mejorar el servicio, migrar sistemas, pero sobre todo para desarrollar esquemas de colaboración con las autoridades capitalinas para prevenir el robo de patines.



“Al día de hoy el robo de patines en la CDMX representa el mayor reto para la operación de Grin”, expuso el gerente de la firma.



Justificó así lo que de inicio pareciera una contradicción, por retirar sus patines a pesar de que Grin fue la única empresa de scooters que obtuvo el permiso anual para operar en la capital del país, al pagar la contraprestación de 14 mil pesos por cada unidad y al haber asegurado ante la Secretaría de Movilidad que pondría en las calles mil 750 motopatines.



Sobre la decisión de Grin y en entrevista, el titular de la Semovi, Andrés Lajous, dijo haber recibido ya la notificación de parte de la empresa para salir de las calles. Respecto al argumento de la inseguridad, el funcionario expresó: “Por como operan esos servicios es una cosa que ha sucedido en todas las ciudades del mundo”.



Reconoció que Grin ya le había reportado a la Semovi una incidencia derivada del robo de patines, pero dijo que la firma al igual que otras empresas de su tipo tienen estrategias para combatir el robo, como la colocación de GPS en sus patines o el apoyo de otras empresas que dan seguimiento a la colocación de sus unidades.



Lajous calificó de correcto el ajuste operativo de Grin, pues dijo que es un ejemplo de cómo una empresa mejora su servicio.



El funcionario recordó que la otra empresa que iba a prestar el servicio de motopatines era Lime, pero ésta anunció que no pagaría la contraprestación de 7 mil 200 pesos por unidad y por ende no se le otorgó el permiso anual.



Así, a partir de mañana las alcaldías, el Invea y la Secretaría de Seguridad Ciudadana comenzará a retirar los scooters de Lime de las calles.



Respecto a la salida de todos los motopatines de las calles de la Ciudad por la pausa de Grin y la falta de pago de Lime, el titular de la Semovi expuso que a más tardar mañana se publicará en la Gaceta Oficial capitalina un nuevo acuerdo para reponer el procedimiento y otras empresas como Motum, Movo, Bird y Jump puedan volver a participar para obtener su permiso anual.



Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad