Pierde PT en el Congreso local otro diputado. Sale Martín del Campo y se agudiza crisis en ese aliado de la 4T



Ciudad de México.-En tan solo una semana la bancada del PT en el Congreso capitalino perdió a tres legisladores y con ello pasó de ser la tercera a la quinta fuerza en el órgano legislativo, después del PRD y el PRI.



Hoy, en la Comisión Permanente se hizo oficial la salida de Jesús Martín del Campo del grupo parlamentario del PT, sumándose así a Leonor Gómez Otegui y a Lizette Clavel, quienes la semana pasada dejaron esa fracción parlamentaria al acusar graves diferencias con la coordinadora de la bancada Circe Camacho.



Martín del Campo es militante de Morena y llegó al Congreso capitalino bajo la bandera morenista, pues fue así ganó en los comicios de 2018, pero el Movimiento de Regeneración Nacional lo “prestó” a los petistas para que pudieran alcanzar el número suficiente de legisladores y con seis integrantes convertirse en la tercera fuerza.



Hoy, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Isabela Rosales, dio lectura al comunicado donde Martín del Campo toma la decisión de separarse del PT, sin explicar una razón.



“Por este medio me dirijo a usted para hacer de su conocimiento mi decisión concluyente para dejar de pertenecer al Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con el cual venía actuando en las actividades de este Honorable Congreso.



“Como consecuencia de lo anterior, le solicito de forma respetuosa que mi determinación se haga del conocimiento de las y los Diputados de este Congreso, así como de las áreas administrativas correspondientes para los efectos a que haya lugar”, se lee en el comunicado de renuncia.



De acuerdo con la Ley del propio Congreso, Del Campo no puede integrarse a la bancada de Morena, aunque sea militante de ese partido, por lo que deberá permanecer como diputado independiente.



Aunque pierde tres integrantes, el PT no desaparece, pues le quedan otras tres diputadas: Circe Camacho, Janette Guerrero y Lilia Sarmiento. Con ello, las petistas pueden tener todavía representación en la Junta de Coordinación Política, aunque sí pierden presencia en las comisiones legislativas y comités.



Al oficializarse la salida de Martín del Campo, la bancada del PT emitió un comunicado donde dijo respetar la decisión, pero no compartirla.



“Mantenemos nuestro compromiso con la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, con quien mantenemos una relación de respeto, trabajo y consensos, por lo que seguiremos trabajando y siendo parte del proyecto político que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador”, se lee en el comunicado.



Hace una semana, con la salida de Gómez Otegui y de Lizette Clavel, el mismo PT emitió una declaración pública culpando a funcionarios de segundo nivel del gobierno de Sheinbaum, por presionar a las diputadas petistas para aprobar ajustes presupuestales contrarios a los valores de ese partido. Reconoció una falta de diálogo con la mandataria.



Hoy con la salida de Del Campo trascendió que además de las diferencias con la coordinadora de la bancada, hay una ruptura entre los aliados políticos de la 4T que se profundizó cuando Circe Camacho intentó negociar posiciones para los petistas en la administración local, a cambio de votar a favor la llamada Ley Sheinbaum que le permite a la jefa de gobierno modificar a discreción el presupuesto de la Ciudad durante una emergencia sanitaria.



A Camacho se le negó esa posibilidad. Además Lizette Clavel y Leonor Gómez Otegui no se alinearon con la coordinadora de la bancada y apoyaron la Ley Sheinbaum. Circe Camacho al final las “castigó” quedándose con sus recursos de las prerrogativas.