Piden al Senado proteger patrimonio cultural de México ante subastas de arte prehispánico en Europa



Ciudad de México.- El Senado de la República debe tomar medidas que garanticen la salvaguarda del patrimonio cultural de México, consideró la diputada de Morena Gabriela Osorio, luego de que al menos dos casas de subastas internacionales pusieran a la venta piezas de culturas prehispánicas mexicanas valuadas en miles de euros.



El Congreso de la CdMx hizo el exhorto a los señadores para que analizen, discutan y, en su caso, ratifiquen el Convenio UNIDROIT de 1995 sobre la restitución internacional de los bienes culturales robados o exportados ilícitamente.



La promotora del acuerdo precisó que el Senado tendrá que informar el estado que guardan los tratados internacionales; consecuentemente, el Senado, con base en sus atribuciones, deberá fortalecer el marco jurídico mediante el cual garantice la prevención, investigación, defensa, restitución y salvaguarda del patrimonio cultural de la Nación.



El pasado 18 de septiembre, la casa francesa de subastas Millon puso a remate una serie de piezas prehispánicas, muchas procedentes del sur y sureste de México.



El Gobierno Federal, por medio de las Secretarías de Cultura y la dirección de México para Europa de Relaciones Exteriores, que dirige Bernardo Aguilar, hizo un llamado para que suspendiera la venta; no obstante, la subasta se llevó a cabo, recaudando 1.3 millones de dólares”.



El 30 de octubre, otra casa de subastas puso a la venta objetos de las culturas maya, teotihuacana, zapoteca, olmeca y mexica; en este caso, la empresa Sotheby’s mantiene en su página Web la venta de 74 piezas, por un total de casi 2 millones de euros, sin especificar la procedencia legal o nombre de los coleccionistas.



La diputada Gabriela Osorio, presidenta de la Comisión de Derechos Culturales, advirtió que la venta de bienes históricos fomenta el saqueo, tráfico, mercantilización, apropiación indebida y amenaza a la soberanía nacional; por ello, debe prevalecer la cooperación entre los Estados y la amistad entre pueblos.



“El patrimonio cultural es uno de los pilares fundamentales de los derechos culturales, al ser un elemento importante de las expresiones culturales e identidad de las comunidades, comprendiendo que su protección está ligada a la diversidad cultural, la cultura de paz y a la serie de derechos humanos que esta comprende”, añadió.